Mundo

El régimen cubano fracasa en su intento por desacreditar al disidente José Daniel Ferrer

El régimen cubano fracasa en su intento por desacreditar al disidente José Daniel Ferrer

Los medios oficiales realizaron una campaña contra el opositor detenido justo antes de que la UE pidiera su liberación inmediata

El régimen cubano mostró este miércoles, en la edición nocturna del Noticiero Nacional, un reportaje donde se muestra la presunta autoflagelación del líder opositor José Daniel Ferrer. Lo hizo justo horas antes de que el Parlamento Europeo aprobara una Resolución de Urgencia pidiendo la liberación inmediata del disidente, detenido el pasado 1 de octubre.

El material audiovisual no consiguió el efecto deseado por el régimen y ha sido rechazado por la totalidad de la oposición dentro y fuera de la isla, además de ser catalogado como otra manipulación mediática contra la figura de Ferrer y de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), organización política que lidera.

José Raúl Gallegos Ramos, periodista y Máster en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de La Habana, consideró que el reportaje es «un conjunto de imágenes de pocos segundos de duración, editadas, que se emplean como evidencia para mostrar el buen estado de salud de Ferrer, pero que de la manera en que están presentadas no pasa de ser evidencia circunstancial».

Por su parte, el Observatorio Constitucional, creado con la misión de vigilar la constitucionalidad de las políticas públicas y de documentar y visibilizar las violaciones al orden constitucional, destacó un conjunto de violaciones constitucionales durante todo el proceso «antijudicial» orquestado contra José Daniel Ferrer y otros tres miembros de Unpacu: Roilán Zagarra Ferrer; Fernando González Vaillant, y José Pupo Chaveco.

Violaciones de la Constitución

«En primer lugar se violó el Artículo 7 de la Constitución que la establece como norma jurídica suprema del Estado, de obligado cumplimiento para todos. En segundo, el Artículo 42 que recoge la igualdad de todas las personas ante la ley, sin discriminación de clase alguna. En este sentido las referencias a la supuesta condición contrarrevolucionaria de los detenidos son literalmente discriminatorias, judicializan las diferencias políticas que se suponen admitidas por la ley fundamental y son por tanto lesivas a la dignidad humana. En términos jurídicos ser contrarrevolucionario es un derecho constitucional», recordó el documento firmado por Alberto Fumero Batista, Dariem Columbié Grave de Peralta, Amado Calixto Galammame y Yanelis Ramírez Cruz, miembros de la Asociación Jurídica Cubana.

Más adelante el documento señaló que, «durante su detención, y según testimonio propio y de sus familiares, se violó también el Artículo 51 por el cual, y citamos expresamente, las personas no pueden ser sometidas a desaparición forzada, torturas ni tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes».

Y que una vez detenido, «se le negó el recurso de habeas corpus que recoge el Artículo 96 de la dicha Constitución. Lo que activaría de suyo sus Artículos 98 y 99 que posibilitan el reclamo y la indemnización por daños y perjuicios por la sola vulneración de los derechos y las garantías constitucionales reconocidos en el derecho cubano».

Pese a que el régimen cubano habría intensificado su campaña de descrédito contra José Daniel Ferrer y divulgó el reportaje en la televisión nacional, el Parlamento Europeo (PE) condenó su detención arbitraria, exigió su inmediata liberación y denunció las torturas que, según el opositor y su familia, ha sufrido.