Mundo

El Pentágono enviará soldados a Arabia Saudí tras el ataque contra el petrolero

El Pentágono enviará soldados a Arabia Saudí tras el ataque contra el petrolero

La Casa Blanca mantiene que el refuerzo es únicamente de tipo defensivo y estudia otras medidas adicionales

El Pentágono ha anunciado que enviará soldados y sistemas de defensa aérea a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos para apoyar a ambos países ante la creciente beligerancia de Irán y tras los ataques contra los campos petrolíferos del sábado pasado. El presidente norteamericano, Donald Trump, había advertido de graves consecuencias tras unos bombardeos en Arabia Saudí que interrumpieron el 5% del suministro mundial de crudo.

Según ha dicho el secretario de Defensa norteamericano, Mark Esper, el refuerzo será «únicamente para operaciones defensivas», aunque aclaró que es sólo una primera respuesta a los ataques y que la Casa Blanca sigue estudiando vías de acción adicionales. El jefe diplomático norteamericano, Mike Pompeo, visitó esta semana Arabia Saudí y desde allí responsabilizó directamente a Irán de los ataques con drones y misiles contra los campos petrolíferos saudíes.

De momento, el Pentágono no ha revelado la cuantía de soldados ni el tipo de material que destinará a los dos países árabes, estrechos aliados de EE.UU. en cuestiones de seguridad. Ya hay una nutrida presencia de fuerzas armadas norteamericanas en ambos países, además de un refuerzo de la Armada estadounidense en aguas del golfo Pérsico, ordenado por Trump tras el derribo en julio por parte de Irán de un dron de vigilancia que operaba el Pentágono.

Tras el ataque del sábado pasado, tanto el presidente Trump como el vicepresidente Mike Pence habían advertido de que EE.UU. está «armado y preparado» para atacar en represalia por el ataque. Irán, sin embargo, niega la autoría del ataque y responsabiliza de él a los rebeldes ‘hutíes’ de Yemen. Arabia Saudí, sin embargo, exhibió los restos de los drones y misiles empleados, que según sus investigaciones habían sido fabricados en Irán, y no en Yemen.