Mundo

El jefe del Pentágono contradice a Trump y se opone al despliegue del Ejército para frenar las protestas en EEUU

El jefe del Pentágono contradice a Trump y se opone al despliegue del Ejército para frenar las protestas en EEUU

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo este miércoles que se opone al uso de una ley que permite movilizar a los militares para frenar la ola de protestas contra el racismo y la brutalidad policial que sacude al país.

"No apoyo que se use la Ley de Insurrección", indicó Esper en una rueda de prensa, dos días después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, indicase que podría desplegar a los militares para sofocar las movilizaciones.

El jefe del Pentágono indicó que el uso de fuerzas militares en activo "sólo deberían ser usadas como un último recurso y sólo en las situaciones más urgentes y graves".

"Siempre he creído y sigo creyendo que la Guardia Nacional es más adecuada para prestar apoyo interno a las autoridades civiles en estas situaciones", dijo el secretario de Defensa, en referencia al contingente de reservistas.

Esper también se refirió a la polémica después de que el lunes Trump reprimiera una manifestación pacífica delante de la Casa Blanca para despejar la zona y posar con una biblia delante de una iglesia que fue dañada al margen de una manifestación el fin de semana.

El jefe del Pentágono admitió que fue un error posar junto a Trump. "Hago lo posible por permanecer apolítico y por evitar situaciones que pueden parecer políticas", indicó. "A veces lo logro y otras no".

9.000 arrestos

Casi diez días después de la muerte de George Floyd, un ciudadano negro que fue asfixiado por un policía blanco en Minneapolis, las movilizaciones seguían en las grandes ciudades como Washington, Nueva York, Houston y Los Ángeles, entre otras, pese al toque de queda decretado después de los disturbios del fin de semana.

Estas movilizaciones alcanzaron una dimensión no vista desde la década de 1960 durante las protestas por los derechos civiles.

Trump, que busca la reelección en noviembre, mantuvo su discurso este miércoles y pese a las críticas repitió en Twitter su mensaje de "¡Ley y orden!".

En total la policía registró cerca de 9.000 arrestos en todo el país, según una estimación de los medios estadounidenses, citando infracciones al toque de queda, algunos actos de violencia y desórdenes.