Mundo

El Gobierno polaco retrasará las elecciones presidenciales pero se guarda un as en la manga

El Gobierno polaco retrasará las elecciones presidenciales pero se guarda un as en la manga

El Gobierno nacionalista polaco ha cedido a las presiones de la oposición para retrasar las elecciones presidenciales previstas para el próximo día 10 de mayo ante las restricciones impuestas por el coronavirus, pero guardándose un as en la maga. El aplazamiento podría ser de un año, lo que permitiría al candidato oficialista y actual jefe del Estado, Andrezj Duda, superar el bache de popularidad que le aventuran los analistas a medio plazo, cuando se desaten las críticas al Gobierno por la gestión de la pandemia.

"Aceptamos posponer los comicios hasta la primavera del 2021, es decir un año", anunció el vicepresidente, Jaroslaw Gowin, aunque matizó que el Ejecutivo no ha adoptado aún una decisión en firme. El presidente del gubernamental partido Ley y Justicia (PiS), Jaroslaw Kazcynsi, ha sido hasta ahora reacio a postergar las elecciones presidenciales, en tanto que Duda encabeza las encuestas. No está previsto además que las restricciones de movilidad se levanten a corto plazo, lo que obligaría a los partidos de la oposición a suspender todos sus actos electorales. Duda, por el contrario, podría hacer campaña al amparo de la crisis del coronavirus desde la Jefatura del Estado

El extraordinario aplazamiento de los comicios que maneja el Gobierno no es casual. Es cálculo político. La crisis del coronavirus ha sacado a la luz la debilidad del sistema de salud y es de prever que, a medida que avance la pandemia y los problemas se agudicen, la gestión del Gobierno que ahora beneficia a Duda se revierta a favor de la oposición.

Polonia no ha declarado el estado de emergencia, pero ha puesto medidas en marcha que la constitución sólo contempla en estado de alarma, lo que pone en entredicho su constitucionalidad. A eso se suma la falta de personal sanitario, uno de los grupos más debilitados por la emigración, y la lentitud con la que se están realizando test. Hasta la fecha y pese a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sólo se han realizado 11.000 test.

En Polonia se han registrado hasta la fecha, según datos del ministerio de Sanidad polaco, 1.244 casos de coronavirus y 16 muertos, cifras los expertos creen que no se corresponden con la realidad.

En línea con las medidas adoptadas por todos los países del entorno, el Ejecutivo polaco ha restringido al mínimo a la actividad comercial y prohibido el contacto social. Entre esas medidas está, además de las que ya se han convertido en norma, la obligatoriedad de cuarentena de todos los trabajadores transfronterizos. La medida repercute en Alemania y en los miles de médicos, enfermeras, obreros de la construcción y especialistas que cruza a diario la frontera.

La principal rival de Duda en las presidenciales es Malgorzata Kidawa-Blonaka, de Coalición Cívica (KO). Otros candidatos a la Jefatura del Estado, aunque con pocas opciones de éxito, son Wladyslaw Kosiniak-Kamysz, de la conservadora-agraria Coalición Polaca, y el ultraderechista Krzystof Bosak.