Mundo

El Gobierno italiano nombra a un obispo para presidir la reforma de la asistencia a ancianos y familias

El Gobierno italiano nombra a un obispo para presidir la reforma de la asistencia a ancianos y familias

«Las casas de reposo son más bien "casas de fatiga", donde a menudo el vivir suele ser duro y pesado; hay que cambiarlas», ha lamentado monseñor Paglia

La noticia ha sorprendido a muchos. Italia, un Estado laico, ha nombrado a un obispo presidente de una comisión para la reforma de la asistencia sociosanitaria de la población anciana, una comisión que incluye ilustres personalidades del mundo científico y social. La iniciativa ha sido del ministro de Sanidad, Roberto Speranza, del partido Libres e Iguales, el ala más a la izquierda de la coalición de Gobierno. La comisión será presidida por monseñor Vincenzo Paglia, presidente del Pontificio Consejo de la Familia, una especie de «ministro» del Vaticano para la familia. «Los meses de Covid -ha dicho el ministro Speranza- han puesto de manifiesto la necesidad de un replanteamiento profundo de las políticas de salud y atención social para la población anciana. La comisión ayudará a las instituciones a investigar el fenómeno y a proponer las hipótesis de reforma necesarias».

El obispo Paglia ha agradecido al ministro Speranza la tarea que le ha encomendado: «La Comisión representa una valiosa herramienta destinada a favorecer una transición desde la atención en residencias a una eficaz presencia en el territorio a través de la atención domiciliaria, el apoyo a las familias y la telemedicina . La esperanza es que Italia, uno de los países más longevos y ancianos del mundo, pueda mostrar un nuevo modelo de asistencia sanitaria y social que ayude a las personas mayores a vivir en sus hogares, en su hábitat, en el tejido familiar y social».

Iniciativa aplaudida

La noticia ha llamado poderosamente la atención, pues no es habitual que un estado laico encomiende a un obispo presidir una importante comisión para reformar la asistencia a los ancianos y la ayuda a sus familias. La iniciativa es un reflejo de la importancia que el Gobierno da a la familia. Igualmente, se pone de relieve la colaboración que existe entre el Ejecutivo de centro-izquierda de Conte y la Iglesia. Tal colaboración ha sido notable durante la emergencia Covid y en el problema de la inmigración. Aplauden el nombramiento del obispo Paglia diversos líderes políticos, como la subsecretaria de Sanidad, Sandra Zampa, del Partido Democrático: «Hoy llega una buena noticia para los que llevamos mucho tiempo pidiendo una reflexión y una reforma del sistema de atención a las personas mayores. Gracias al ministro Roberto Speranza por haber creado la Comisión».

Residencias y ayuda familiar

Monseñor Paglia, como «ministro» del Vaticano para la familia, ha hecho advertencias muy claras y comprometidas, durante la emergencia Covid-19, sobre cómo debe ser la atención sociosanitaria para los ancianos: «Las residencias de ancianos ni siquiera estaban funcionando bien antes de la pandemia. Debemos trabajar para favorecer la convivencia entre los ancianos, mejorar su vivienda y las experiencias de los hogares familiares pequeños, así como ayudar a las familias para que puedan mantener a nuestros abuelos y padres en casa», dijo el obispo Paglia al «Avvenire».

Monseñor Paglia se mostró crítico hacia ciertas residencias, en una entrevista al periódico de los obispos: «El tema de las casas de reposo lo llevo en el corazón. Yo diría que la definición ya es engañosa. Son más bien "casas de fatiga", donde a menudo el vivir suele ser duro y pesado. Es cierto que responden a una necesidad real y en muchas de ellas se atiende a las personas mayores con mimo y atención. Y también hay virtudes en los voluntarios. Pero lo que está pasando en las residencias de ancianos en esta época de coronavirus muestra la urgencia de repensar toda la perspectiva del cuidado de las personas mayores».

Ver los comentarios