Mundo

El embajador ante la UE reconoce el «quid pro quo» con Ucrania y que actuó bajo «orden expresa» de Trump

El embajador ante la UE reconoce el «quid pro quo» con Ucrania y que actuó bajo «orden expresa» de Trump

«Sabían lo que estábamos haciendo y por qué», ha señalado Sondland

El embajador de EE.UU. ante la Unión Europea, Gordon Sondland, ha reconocido este miércoles en un comparecencia pública durante la investigación del ‘impeachment’ o proceso de recusación contra Donald Trump que hubo ‘quid pro quo’ o contraprestaciones en las presiones al Gobierno de Ucrania para que investigara a rivales políticos. El diplomático, uno de los testigos estrella del ‘impeachment’ y el único de los que ha comparecido hasta ahora con intervención directa en las presiones a Kiev, que actúo bajo «orden expresa» de Trump y con el beneplácito del secretario de Estado, Mike Pompeo.

Sondland hizo estas afirmaciones en una declaración preparada en el comienzo de su interrogatorio ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, donde se sustancia la fase de investigación del ‘impeachment’.

«Sé que los miembros de este comité han tratado de entender este asunto complejo en una pregunta simple: ¿Hubo ‘quid pro quo’?», dijo Sondland en su intervención. «En lo que se referir a la llamada de la Casa Blanca y la reunión en la Casa Blanca, la respuesta es ‘sí’».

Sondland hacía referencia a las presiones de la Administración Trump, impulsadas sobre todo por el abogado personal del presidente, Rudy Giuliani, para que Ucrania investigara al ex vicepresidente de EE.UU. y posible rival en la reelección del próximo otoño, Joe Biden, y su hijo, Hunter, que fue miembro del consejo de administración de una compañía energética ucraniana, Burisma, investigada por corrupción.

Los demócratas de la cámara baja tratan de demostrar que Trump trató de forzar a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, a que impulsara la investigación y usó para ello contraprestaciones como el envío de ayuda militar (fue congelada durante las negociaciones) o la invitación para que el presidente de Ucrania visitara la Casa Blanca.

Sondland no llegó a atribuir directamente a Trump la existencia de ese ‘quid pro quo’, pero lo dio por hecho. «En ausencia de una explicación creíble para el congelamiento, concluí que esa ayuda, como la visita a la Casa Blanca, estaban en peligro», dijo Sondland. «Después me convencí de que el regreso de la ayuda de seguridad no ocurriría hasta que hubiera un comunicado público de Ucrania con compromisos para las investigaciones sobre las elecciones de 2016 y sobre Burisma, como exigía Giulini».

Para Sondland, hubo un «quid pro quo potencia» sobre el envío de ayuda y un claro «quid pro quo» en lo que se refiere a la visita a la Casa Blanca.

Sondland también afirmó que tanto el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, como el secretario de Estado, Mike Pompeo, estaban al corriente de las negociaciones, algo que hasta ahora no había sido reconocido. La implicación podría hacer que las dos figuras con más peso en la Administración Trump tengan que comparecer en el ‘impeachment’.