Mundo

El chavismo detiene a periodistas y médicos por contradecir la versión oficial del coronavirus

El chavismo detiene a periodistas y médicos por contradecir la versión oficial del coronavirus

A la misma hora que los aviones rusos sukhoi surcaban el cielo de Caracas para demostrar la fuerza de la revolución, los padres de Darvinson Rojas buscaban a su hijo. Una docena de agentes de las Fuerzas Especiales de la Policía (FAES) detuvieron al periodista en la noche del sábado, simulando buscar a enfermos de coronavirus. También se llevaron inicialmente a los padres, pero los soltaron, tras golpear duramente a Jesús Rojas.

La realidad es que el objetivo de los "batallones de exterminio" de Maduro, como los define Naciones Unidas, era el propio informador, que en los últimos días ha publicado en sus redes sociales datos sobre la pandemia que contradicen la versión gubernamental. "Hay indicios de que la detención se debe a la cobertura de Rojas del covid-19. Nuevamente Nicolás Maduro hace uso de su política represiva", denunció Erika Guevara-Rosas, directora para América de Amnistía Internacional.

El oficialismo ha decidido emplearse a fondo con represión y censura contra médicos, enfermeros, periodistas y organizaciones civiles que se atreven a airear cualquier dato sobre la pandemia o la calamitosa situación de los hospitales. "Vemos con preocupación y alarma el manejo judicial de algunos casos, con personas buscadas por organismos de seguridad", advirtió en un comunicado la Sociedad Venezolana de Infectología.

Una campaña que ya ha provocado la clausura de emisoras por informar sobre la falta de agua y las carencias sanitarias; la detención por incitación al odio del doctor Julio Molino tras denunciar el estado del hospital de Maturín y el cierre de la web informativa creada por el Parlamento para informar sobre la pandemia. "Se trata de privación ilegítima de libertad", señaló la diputada Delsa Solórzano, quien ha verificado cuatro casos hasta ahora.