Mundo

El caso de un niña indígena hallada maniatada y con signos de abusos sexuales sacude Paraguay

El caso de un niña indígena hallada maniatada y con signos de abusos sexuales sacude Paraguay

El caso de una niña indígena encontrada este martes en un local abandonado en el centro de Asunción, maniatada y con signos de haber sufrido abusos sexuales, ha vuelto a incidir en la situación de calle de los menores nativos, muchos de los cuales caen en la explotación sexual a cambio de drogas. La menor, cuya edad oscila entre los 13 y los 14 años, estaba bajo los efectos de estupefacientes, según indicó la agente fiscal Alejandra Savorgnan.

"Se constataron lesiones y se indaga si fue víctima de abusos sexuales. Ella fue sometida a una serie de estudios y análisis a fin de establecer un diagnóstico por parte del médico forense", dijo Savorgnan por medio de un comunicado de la Fiscalía.

Añadió que ordenó la detención de uno de los jóvenes que encontró a la menor, que estaba en un predio sobre el que antes se levantaba una empresa cervecera y que ahora es un centro donde se alojan indigentes, según los medios locales. Asimismo, se revisarán las cámaras y los circuitos cerrados de los alrededores.

Los agentes intervinientes indicaron que no se sabe la edad precisa de la niña, al contar con dos registros, uno de 13 y otro de 14 años.

Por su parte, la Defensora de la Niñez, Luz Chávez, indicó que está previsto que la menor sea conducida a un centro de desintoxicación y "tomar medidas de protección necesarias".

Chávez señaló que la menor fue derivada con anterioridad a "un centro para un proceso de rehabilitación, y presuntamente escapó del lugar". "Realizamos un trabajo interinstitucional para la contención y protección de la niña. Tras el alta de la menor de edad, haremos un seguimiento a fin de que pueda darse su reinserción en la sociedad", dijo Diana Gaona, agente fiscal de la Niñez y Adolescencia.

Fuentes policiales indicaron que le menor fue hallada por varios jóvenes que estaban en las cercanías del baldío al escuchar sus gritos.

El primer parte médico de la menor, que ingresó de madrugada en el Hospital de Barrio Obrero, en Asunción, determinó que se encontraba "lúcida, estable y fuera de peligro" y apuntó que presenta "lesiones dérmicas crónicas".

El Ministerio de la Niñez realiza operativos en Asunción ante las denuncias de menores indígenas en situación de calle, que principalmente se ubican en la zona de la terminal de autobuses y en las áreas abandonadas del centro histórico, cerca del puerto.

A primeros del pasado septiembre fueron rescatados 33 niños que vivían en condiciones de extrema pobreza en Asunción, y que supuestamente formaban parte de redes de explotación laboral y sexual, a cambio de drogas como la cola de zapatero (pegamento industrial).

Semanas después, la Secretaria Nacional Antidrogas (Senad) alertó de un aumento del consumo de esas sustancias inhalantes que los niños indígenas que se dedican a la mendicidad en el Gran Asunción usan para drogarse.

El suministro a menores de edad de esos productos que contengan tolueno, uno de los componentes de la cola de zapatero, está castigado en Paraguay desde 2005 por una ley que contempla penas de 2 a 5 años de prisión para los infractores