Mundo

Detienen a un gobernador ruso acusado de ordenar asesinatos de varios empresarios

Detienen a un gobernador ruso acusado de ordenar asesinatos de varios empresarios

El Comité de Investigación de Rusia ha encontrado pruebas suficientes para detener a Sergei Furgal este jueves

Las fuerzas de seguridad rusas llevan varios días inmersas en una amplia serie de estruendosas detenciones de presuntos delincuentes de todo tipo con acusaciones que van desde espionaje, en el caso del periodista Iván Safrónov, hasta homicidio, delito que se sospecha puede haber cometido Serguéi Furgal, gobernador de la región siberiana de Jabárovsk, en el Extremo Oriente ruso.

Furgal fue detenido este jueves por la mañana al salir de su casa, de forma algo brutal según sus colaboradores, por hombres armados en uniforme de camuflaje. Tras ser esposado, fue llevado al aeropuerto y enviado a Moscú en avión y de allí trasladado al juzgado Basmanni de la capital rusa. Pero antes, fue interrogado en la sede del Comité de Instrucción de Rusia (SK según su siglas en ruso), cuya portavoz, Svetlana Petrenko, dijo que se pedirá para él arresto preventivo hasta la celebración del juicio.

A Furgal, detenido junto con cuatro diputados de la asamblea local, se le considera sospechoso de haber encargado al menos dos asesinatos, el de los empresarios Evgueni Zori, en 2004, y Oleg Bulátov, en 2005, y de un intento fallido de homicidio contra Alexánder Smolski. El gobernador, sin embargo, según medios locales, dijo antes de partir de Jabárovsk a quienes le arrestaron que no ejecutó ni encargó jamás ningún asesinato. La prensa de la región siberiana relaciona las actuales diligencias con Nikolái Mistriúkov, un antiguo socio comercial del dirigente regional, detenido el año pasado también bajo sospecha de homicidio, que habría atestiguado contra el gobernador.

Furgal es miembro de la formación ultranacionalista denominada Partido Liberal Democrático de Rusia (LDPR), cuyo líder es el histriónico Vladímir Zhirinovski, y fue elegido gobernador en 2018 bajo ésa sigla. Fue una enorme sorpresa para el partido del Kremlin, Rusia Unida, que, al igual que sucede en la mayor parte del país, esperaba haber ganado los comicios en Jabárovsk.

Zhirinovski reaccionó a lo sucedido asegurando que Furgal no será expulsado del partido y amenazó con la renuncia de todos los diputados de su fracción en la Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso) en solidaridad con el compañero. Indignado, Zhirinovski dijo que «no era necesario esposarle, no se iba a escapar» y señaló que tal dureza con el gobernador se debe a que «ha venido desempeñando su cargo con ejemplaridad». Subrayó que «Furgal lo hizo mucho mejor que su predecesor en el puesto, el exgobernador Viacheslav Shport», promovido por el Kremlin.

Más de 15.000 firmas piden su libertad

La portavoz del gobernador, Nadezhda Tómchenko, ha calificado el arresto de «absurdo». La decisión sobre quién dirigirá temporalmente la región hasta la celebración de elecciones deberá adoptarla el presidente Vladímir Putin. Mientras tanto, a través de internet ha circulado una petición de puesta en libertad de Furgal firmada por más de 15.000 personas en tan solo dos horas. Los organizadores de la iniciativa han convocado además una manifestación en Jabárovsk para el sábado en apoyo del gobernador, pese a que los actos masivos están prohibidos a causa del coronavirus.

En declaraciones a la radio Eco de Moscú, el politólogo ruso Abbas Galiámov, considera que el caso Furgal «es una advertencia para otros políticos opositores». Hasta el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, prefirió este jueves ser cauto y afirmó que «es pronto todavía para concluir que Furgal está vinculado al mundo del crimen (...) eso deberá determinarlo la Justicia».