Mundo

Detenido el exministro de Sanidad del Congo por la gestión económica de la respuesta al brote de ébola

Detenido el exministro de Sanidad del Congo por la gestión económica de la respuesta al brote de ébola

Oly Ilunga deberá responder ante las acusaciones de malversación de fondos públicos por valor de 4,3 millones de dólares

El exministro de Sanidad de la República Democrática del Congo, Oly Ilunga, ha sido detenido acusado de malversación de fondos públicos por valor de 4,3 millones de dólares que se asignaron para combatir el brote de ébola que azota el país. La policía congoleña confirmó la detención el pasado sábado en Kinshasa ante los temores de que Ilunga pudiera abandonar el país para evadir los procedimientos legales.

Uno de los letrados del exministro, Guy Bayeka, desmintió que su cliente estuviera a punto de abandonar el país cuando se produjo la detención y pidió su liberación inmediata. En un comunicado el lunes, los abogados del Ilunga «reafirmaron firmemente» la inocencia de su cliente y dijeron que parte del dinero se gastó después de que Ilunga renunciara a su cargo y, por tanto, no puede ser considerado responsable de su gestión. «Se desembolsaron más de 1.9 millones de dólares de esta suma en el mes posterior a la renuncia del Dr. Ilunga, por lo que no se puede esperar que responda por ello. En cuanto al resto del dinero (unos 2,4 millones de dólares)...los documentos contables atestiguan que esta suma fue utilizada exclusivamente para el propósito de la lucha contra el virus Ébola», rezaba el comunicado.

Las donaciones para combatir el segundo brote más letal registrado han superado los 150 millones de dólares (unos 136 millones de euros). La OMS solicita más recursos para financiar la respuesta hasta diciembre de 2019.

Ilunga, nombrado ministro de Sanidad en diciembre de 2016 por el entonces presidente Joseph Kabila, renunció a su cargo en julio después de que el presidente congoleño, Félix Tshisekedi, le destituyera como jefe del equipo de respuesta al ébola. Desde entonces un comité que reporta directamente a la oficina de Tshisekedi asume el liderazgo de la unidad de respuesta. En su carta de renuncia criticó el plan de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de utilizar una vacuna sin licencia contra el ébola, ante la supuesta escasez en el suministro de la vacuna con efectividad clínicamente probada que se estaba usando entonces. Más de 200.000 personas han sido vacunadas contra la enfermedad en la República Democrática del Congo, así como trabajadores de salud en Uganda, Sudán del Sur, Ruanda y Burundi.

En julio, la OMS declaró el brote, que se declaró oficialmente el 1 de agosto de 2018, como una «Emergencia de salud pública de preocupación internacional». Hasta el 11 de septiembre, el ministerio de Salud ha registrado 3.099 casos (2.988 confirmados y 111 probables), incluidas 2.074 muertes. La gran mayoría de las infecciones se han producido en la provincia de Kivu del Norte, pero también se han registrado casos en la provincia de Kivu del Sur y en la ciudad de Goma, en la frontera de Ruanda.