Mundo

Declaran cupable al joven que asesinó a una chica británica que conoció en Tinder en Nueva Zelanda

Declaran cupable al joven que asesinó a una chica británica que conoció en Tinder en Nueva Zelanda

El cuerpo de la mochilera británica Grace Millane fue hallado sin vida el 1 de diciembre del año pasado

Un jurado de Nueva Zelanda ha declarado culpable este viernes a un hombre de 27 años de edad por el asesinato de la joven británica Grace Millane, hallada muerta el 9 de diciembre de 2018 en una zona boscosa del país, en un suceso que conmovió a la nación entera.

Millane, de 22 años, desapareció en Auckland el 1 de diciembre del año pasado y fue encontrada cerca de un sitio de vistas en el parque de Waitakere Ranges.

El hombre, no identificado por orden del tribunal, se encontró con Millane la noche que desapareció la joven, a la que conoció a través de Tinder, una aplicación de citas, y aseguró ante la Policía que falleció mientras mantenían relaciones sexuales consensuadas.

El jurado rechazó el argumento, y le condenó tras unas horas de deliberación. Su sentencia se dará a conocer el 21 de febrero, según el «New Zealand Herald». El acusado no mostró ninguna reacción al escuchar el veredicto, alcanzado después de unas cinco horas de deliberaciones.

El juez agradeció a los miembros del jurado su servicio en lo que describió como un caso particularmente difícil, tras días de vigilia de miles de personas.

La primera ministra, Jacinda Arden, emitió entre lágrimas una disculpa a la familia de Millane, en nombre del país. «Ella tenía que haber estado a salvo en este país», lamentó.

¿Por qué no se puede nombrar al asesino?

En el sistema judicial de Nueva Zelanda, los acusados y las víctimas pueden solicitar que se suprima su nombre, lo que significa que es ilegal publicarlo en periódicos, en internet o en cualquier otro lugar. El propósito es proteger a las personas que aún no han demostrado su culpabilidad, pero también tener un juicio más justo al garantizar que el jurado no se vea perjudicado por la cobertura de los medios. Las fotos también se pueden retener.

El juez Simon Moore ordenó que la orden de supresión que impide nombrar al acusado permanezca en vigencia indefinidamente hasta que la corte la levante.