Mundo

¿Cómo se ha convertido EE.UU. en el foco del contagio mundial?

¿Cómo se ha convertido EE.UU. en el foco del contagio mundial?

Las pregutas y respuestas más frecuentes de la pandemia en el país norteamericano

En sus conferencias diarias, Donald Trump ha oscilado entre sombrías advertencias sobre la gravedad de la pandemia, y mensajes más optimistas como cuando reveló que planeaba tener la economía reactivada para la Pascua, el 12 de abril. En sus recientes intervenciones, el presidente, ante el peso de 10.000 fallecidos, ha recomendado el consumo de unos medicamentos antes empleados contra la malaria que están en fase de prueba y cuyos efectos secundarios no se conocen. Aquí las pregutas y respuestas más frecuentes de la pandemia en EE.UU.:

¿Cerró pronto EE.UU. sus fronteras?

El 31 de enero la Casa Blanca impidió la entrada de quienes hubieran estado en China quince días antes o menos, con la excepción de ciudadanos estadounidenses. Es decir, los norteamericanos que hubieran estado en contacto con los infectados podían convertirse en focos de infección. De ese modo, el primer foco fue en la costa oeste del país, en especial a Seattle.

¿Cuándo compartió China información sobre el virus?

La primera notificación a EE.UU. del virus llega el 3 de enero. Tres días después la Casa Blanca pide enviar un grupo de expertos a China para conseguir muestras del virus para desarrollar vacuna y tratamiento, pero el gobierno de ese país se opone e incluso llega a prohibir el 24 de enero que un laboratorio en Wuhan ceda muestras a una universidad.

¿Creó Trump un gabinete de crisis?

Sí, el 29 de enero, con altos funcionarios, ministros y reputados expertos médicos. El problema es que desde un principio ese equipo se centró más en evacuar a 6.000 estadounidenses en la provincia china de Wuhan foco de la infección, e idear restricciones de viaje, y menos en coordinar desarrollo de pruebas diagnóstica, vacuna y tratamiento.

¿Ha habido escasez de material en EE.UU.?

Sí, antes incluso de que la OMS declarara la pandemia ya se agotaron en muchos supermercados y farmacias las máscaras y líquidos desinfectantes. Desde el punto de vista sanitario, pronto escasearon las máscaras tanto quirúrgicas como las N95, que son las que previenen el contagio por boca o nariz. Trump no activó una ley que le permite movilizar recursos privados para fabricar ese material hasta el 18 de marzo. Aun así, escasea material necesario para manufacturarlas porque originalmente es de China.¿Ha contado la Casa Blanca con suficientes fondos?

El secretario (ministro) de Sanidad, Alex Azar, advirtió pronto de los riesgos de un contagio masivo, y propuso a Trump pedir 4.000 millones de dólares para pruebas y diagnóstico. Otros funcionarios de la Casa Blanca se opusieron, porque consideraban esa cantidad alarmista. Finalmente solicitaron 2.500 millones, pero el Capitolio autorizó muchos más, 8.000 millones. El mes pasado acabó aprobando un estímulo de dos billones de dólares.¿Ha hecho suficientes diagnósticos EE.UU.? El Centro para el Control de Enfermedades aceleró en un primer momento el desarrollo de un diagnóstico propio, por encima de tratamientos o vacunas, y en ese proceso, cometió errores que al final convirtieron el proceso en un fracaso. Al final fueron laboratorios privados los que facilitaron diagnósticos más efectivos y generalizados.