Mundo

Choque entre Estados Unidos y El Vaticano por China

Choque entre Estados Unidos y El Vaticano por China

El Papa Francisco no se ha dejado amedrentar por la Administración de Donald Trump en sus casi cuatro años de Presidencia, ni siquiera a medida que aumentaba la tensión entre ambas partes y la consideración, desde las huestes conservadoras en Washington, de que el Pontífice estaba virando a la izquierda en muchos sus postulados. La última prueba es su negativa a recibir en Roma al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en una crisis a tres bandas ante los planes del Vaticano de renovar sus relaciones con China.

Pompeo solicitó la reunión y se encontró con la postura habitual del Papa en estos asuntos: "No recibe a figuras políticas antes de unas elecciones", según explicó el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado vaticano. Sin embargo, muy polémica fue la imagen del Papa junto a Cristina Fernández de Kirchner en plena campaña de las presidenciales de 2015 -que ganó Mauricio Macri y no el candidato del espectro más cercano al kirchnerismo-.

Todo ello en medio del malestar generado por un artículo firmado por el propio Pompeo en el que se critica abiertamente la decisión de la Santa Sede de seguir entendiéndose con el régimen de Pekín en el manejo de las operaciones eclesiásticas. "El Vaticano pone en peligro su autoridad moral, de llegar a renovar el acuerdo", escribió en Twitter el pasado 19 de septiembre.

Pompeo se refiere al acuerdo alcanzado en 2018 para nombrar a los obispos de forma conjunta y que China reconociera cierta autoridad de la Santa Sede en su territorio para proteger a sus párrocos y sus fieles, un pacto que en Washington interpretaron como una señal de la debilidad de Jorge María Bergoglio. El Papa y Trump se han dedicado duras declaraciones en los últimos años. El Pontífice dijo que el republicano "no es un cristiano" por tratar de levantar muros, "sea donde sea", y el mandatario le respondió que era "vergonzoso" que un líder religioso cuestionara la fe de las personas.

Pompeo aterrizó este miércoles en Roma para reunirse con el secretario para las relaciones con los Estados, el arzobispo Paul Richard Gallagher, y con Parolin, que admitió su "sorpresa" tras la carta de Pompeo por el hecho de llevar tiempo preparando la reunión y por no haber elegido ese foro para vertir sus críticas. "Cuando se preparan las visitas así, a altos niveles, se negocian las agendas en privado, los cancilleres hablan y después se decide", apuntó Gallagher en ese sentido, en declaraciones a medios italianos.

Tampoco han pasado por alto que el secretario de Estado estadounidense recurriera a una revista cristiana conservadora como First Things para publicar su artículo. "Sabemos que la interpretación no solo viene del texto sino del contexto", declaró el cardenal Parolin. "La plataforma ya dice algo sobre la intención de aquellos que escribieron el artículo".

El activismo de Pompeo contra el régimen comunista chino ha sido muy palpable en los últimos meses. No sólo intervino desde Jerusalén en la Convención Republicana para criticar la política de Pekín, sino que ha participado actos en suelo estadounidense hablando de la "guerra de fe" que están llevando a cabo en China contra los musulmanes, torturados y recluidos de forma sistemática.


  • Noticias
  • Programación
  • Traductor
  • Calendario
  • Horoscopo
  • Peliculas
  • Temas
  • En directo: Karolina Pliskova - Garbiñe Muguruza
  • Athletic Club - Cádiz
  • Sevilla - Levante
  • Anadolu Efes Istanbul - Zenit San Petersburgo
  • Celta - Barcelona, en directo