Mundo

Cancelada la visita a Taiwán de la embajadora de la ONU, que había airado a China

Cancelada la visita a Taiwán de la embajadora de la ONU, que había airado a China

Antes de abandonar la Casa Blanca, Trump quería «despedirse» con este tercer viaje oficial de un alto cargo a la isla, reclamada por Pekín, pero lo ha suspendido por la transición de poder

En el último minuto, cuando ya se la estaba esperando, ha sido cancelada la visita a Taiwán de la embajadora de Estados Unidos en la ONU, Kelly Craft, que había provocado las más airadas protestas de China. Como esta isla independiente «de facto» es reclamada por Pekín, que la considera parte de su territorio, las autoridades chinas ya habían puesto el grito en el cielo y pedido que Craft no llevara a cabo esta misión diplomática.

Pero Trump y el secretario de Estado Mike Pompeo, en su último desafío al presidente Xi Jinping antes de abandonar la Casa Blanca el día 20, querían «despedirse» con este viaje oficial de un alto cargo estadounidense a Taiwán, que iba a ser el tercero desde el verano. En una visita histórica pero de nulo valor político, Kelly Craft tenía previsto llegar este miércoles a Taiwán para una estancia de tres días.

Finalmente, y citando la cancelación de todos los viajes oficiales por la transición de poder en la Casa Blanca, el Departamento de Estado ha suspendido tanto esta visita como la que Pompeo tenía previsto efectuar a Europa para despedirse de sus colegas, según informa Reuters.

Para Taiwán, que está intentando relanzar su imagen internacional frente al acoso de Pekín, ha sido un jarro de agua fría. «El Ministerio de Asuntos Exteriores lamenta que la embajadora de EE.UU. en la ONU, Kelly Craft, no pueda dirigir la delegación que iba a visitar Taiwán del 13 al 15 de enero como estaba programado, pero le da la bienvenida a una próxima visita cuando sea apropiado en el futuro», señaló el Gobierno de Taipéi en un comunicado. A pesar de su buena intención, está previsto que Craft sea reemplazada cuando el presidente electo de EE.UU., Joe Biden, tome el poder y habrá que ver qué política adopta con China y si su actitud con Taiwán es tan próxima como la de Trump.

Aunque EE.UU. no tiene relaciones diplomáticas con Taiwán desde 1979, cuando cambió sus lazos por China, es su principal aliado político y militar y está obligado por ley a defender la isla si es atacada por Pekín. Rompiendo la discreción en sus contactos de las administraciones anteriores, Trump retomó las visitas oficiales enviando a dos altos cargos en verano dentro de su pugna con el presidente Xi Jinping, agravada por el coronavirus.

Además de querer mandar ahora a la embajadora en la ONU, donde Pekín reemplazó a Taipéi en 1971, EE.UU. ha acabado con la autoimpuesta prohibición de reunirse con diplomáticos taiwaneses para no airar a China. Justo después de anunciarlo el secretario de Estado, Mike Pompeo, durante el fin de semana, el embajador estadounidense en Holanda, Pete Hoekstra, recibió el lunes a los diplomáticos de la Oficina de Representación taiwanesa en ese país.

«Instamos a EE.UU. a que deje de hacer cualquier movimiento que eleve sus relaciones con Taiwán o refuerce sus lazos militares con la isla», advirtió el portavoz de Exteriores, Zhao Lijian, en virtud de la «política de una sola China» que exige la diplomacia del régimen.

Ver los comentarios