Mundo

Boy Scouts of America se declara en quiebra por las demandas por abuso sexual

Boy Scouts of America se declara en quiebra por las demandas por abuso sexual

La organización Boy Scouts of America, principal movimiento scout de Estados Unidos, se declaró en quiebra este martes, lastrada por los juicios consecutivos a las acusaciones de abusos sexuales.

La organización, que tiene 2,2 millones de miembros de entre 5 y 21 años, optó por ese procedimiento de salvaguardia para poder continuar funcionando y crear un fondo de compensación para las víctimas de abusos sexuales, según un comunicado publicado el martes.

El pasivo de la organización se sitúa entre 100 y 500 millones de dólares recoge el documento presentado ante el Tribunal Federal de Insolvencia Corporativa del estado de Delaware, según publica Los Angeles Times.

Boy Scouts of America no ha indicado cuánto piensan dedicar al fondo de indemnización de las víctimas, que adoptará la forma jurídica de un fideicomiso.

"Hubo un tiempo en que los individuos se aprovechaban de los programas de la BSA para dañar a los niños", escribió la organización en el comunicado.

Los dirigentes del movimiento consideran que el fondo de indemnización, cuya creación deberá ser aprobada por un juez, "es la mejor manera de indemnizar a las víctimas de manera justa y preservando su identidad".

Las revelaciones de abuso sexual por parte de los Boy Scouts of America (BSA) salieron a la luz en 2012.

Los Angeles Times había publicado miles de páginas de documentos que mostraban que la organización Boy Scouts of America había encubierto décadas de abuso sexual por parte de miles de líderes voluntarios.

Se informó de unos 5.000 "expedientes de perversión", que corresponden a otros tantos presuntos abusadores sexuales entre los líderes de los Scouts.

Esta información había sido mantenida hasta entonces en secreto por la dirección de la BSA, que a menudo no había denunciado los casos a las autoridades. La organización se limitó regularmente a descartar a los presuntos autores.

A finales de enero de 2019, durante un juicio celebrado en Minnesota, un experto contratado por la BSA para compilar estos "expedientes de perversión" indicó que había identificado a 7.819 presuntos autores y 12.254 víctimas entre 1944 y 2016, lo cual es más de lo que se había estimado anteriormente.

Las demandas contra las BSA han aumentado en los últimos años, incluyendo cambios legislativos en varios estados que han prolongado la prescripción de la agresión sexual a menores.