Mundo

Boris Johnson y Juncker anuncian un acuerdo para el Brexit entre el Reino Unido y la UE

Boris Johnson y Juncker anuncian un acuerdo para el Brexit entre el Reino Unido y la UE

El presidente de la Comisión Europea asegura que es la muestra del compromiso que existía para «encontrar soluciones»

El Reino Unido dejará definitivamente de pertenecer a la Unión Europea el 1 de noviembre si el pacto que se ha alcanzado esta mañana acaba siendo confirmado. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acaba de anunciar que se ha llegado a un acuerdo sobre el mecanismo del «respaldo irlandés» y la declaración política que acompaña al Tratado de Retirada. «Cuando hay voluntad, hay un acuerdo», ha escrito Juncker en su cuenta en las redes sociales. «Tenemos un acuerdo justo y equilibrado tanto para la UE y como para el Reino Unido, testimonio de nuestro compromiso a la hora de encontrar soluciones».

La cuestión en estos momentos es saber quién más apoya este acuerdo. Juncker dice que va a «recomendar» al Consejo Europeo de jefes de Estado o de Gobierno que lo ratifiquen, lo cual es muy probable que suceda esta misma tarde, pero el primer ministro británico, Boris Johnson, tiene que lograr también que sea respaldado por el Parlamento de Westminster. Esta misma mañana, el partido nacionalista norirlandés DUP, clave para que los conservadores puedan tener una mayoría, ha dicho que no apoyaría la fórmula.

Corbyn pide un nuevo referéndum

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, se ha mostrado claramente en contra del acuerdo alcanzado por Johnson con la UE, que considera «incluso peor que el de Theresa May, que fue rechazado de manera abrumadora». Corbyn considera que el mejor modo de resolver el Brexit es dar a la ciudadanía «la última palabra» con un nuevo referéndum.

También ha expresado su rechazo el líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, al entender que el acuerdo no permite una verdadera separación de la UE por parte del Reino Unido. «Esto no es un Brexit», ha resumido.

El acuerdo supone que la provincia británica de Irlanda del Norte permanecerá en la unión aduanera del Reino Unido, pero habrá controles en el tráfico de mercancías entre este territorio y la isla de Gran Bretaña. Sin embargo, al mismo tiempo Irlanda del Norte se mantendrá temporalmente bajo el marco regulatorio europeo, de modo que no sea necesario establecer una frontera en la isla. Los mecanismos para la equivalencia de la recaudación del IVA en este mecanismo han sido la última dificultad técnica para el acuerdo.