Mundo

Boris Johnson "se sienta en la cama" mientras las muertes diarias por coronavirus llegan a 938 en Reino Unido

Boris Johnson

El primer ministro, Boris Johnson, "se sienta en la cama" y su condición "mejora", mientras los británicos se enfrentan al día más trágico desde que estalló la epidemia: 938 muertos por coronavirus en las últimas 24 horas y 7.097 fallecidos hasta la fecha.

Pese a lo alarmante de los números, acercándose peligrosamente a los mil diarios y por delante de España e Italia, la asesora científica adjunta Angela McLean aseguró que "la propagación del coronavirus no se está acelerando" y que el país avanza hacia el punto de inflexión de la curva.

Según McLean, el aumento significativo de la mortalidad en los últimos días puede deberse a "retrasos de comunicación", pero no se corresponde con un incremento sustancial de los casos confirmados (60.773 hasta la fecha) ni con los ingresos hospitales. Los expertos llegaron a estimar que se podrían producir más de mil muertes diarias hasta que se lograra invertir la tendencia.

A la luz de los nuevos datos, el Gobierno británico decidirá previsiblemente extender la medidas de "distancia social" decretadas el 23 marzo por un período aún no determinado. Las medidas permiten aún a los británicos salir a hacer ejercicio a los parques. El avance de la epidemia no se ha traducido de momento en una alerta social comparable a la de España, aunque el tráfico y el uso del transporte público han caído ostensiblemente. Frente a las informaciones aparecidas en las últimas horas, Londres descartó la posibilidad de una reapertura de las escuelas antes de fin de curso.

El secretario del Tesoro, Rishi Sunak, informó por su parte de que el Johnson evoluciona favorablemente, está con buenos ánimos y ha sido incluso capaz de sentarse en la cama de la UCI del hospital de St. Thomas, donde ha pasado la dos últimas noches.