Mundo

Boris Johnson advierte que es demasiado pronto para levantar el confinamiento en Reino Unido

Boris Johnson advierte que es demasiado pronto para levantar el confinamiento en Reino Unido

Boris Johnson ha vuelto a la acción tras su larga convalecencia por el coronavirus y ha advertido a los británicos que aún es "demasiado pronto" para levantar el 'cerrojazo', tres días después de que Reino Unido superara las 20.000 muertes por la enfermedad.

Con su energía habitual, a las pocas horas de regreso a Downing Street tras su semana en el hospital St Thomas y las dos semanas en la residencia de Chequers, Johnson ha pedido paciencia a sus compatriotas y ha anunciado que su Gobierno evaluará las medidas de distanciamiento social el 7 de mayo.

"Estamos haciendo progresos en la lucha contra el coronavirus y la gente puede tener la tentación de aflojar, pero este no es el momento", alegó Johnson, que pidió también comprensión a los empresarios y no dio detalles de la estrategia de salida de si Gobierno. "Existe el riego de una segunda ola y de un repunte en el número de casos, y eso sería un desastre. Os pido que contengáis vuestra impaciencia porque estamos casi al final de la primera fase".

El primer ministro, que retoma las riendas del Gobierno británico "a tiempo completo", se verá obligado a responder a las críticas crecientes por la estrategia ante el coronavirus que ha causado hasta la fecha 20.732 muertes hospitalarias (413 ayer) y que sitúan a Reino Unido en cuarto lugar en Europa, tras Italia, España y Francia.

"Me temo que estamos quedando por detrás del resto del mundo", le escribió personalmente a Johnson el nuevo líder de la oposición laborista, Keir Starmer, especialmente crítico por los fallos sistemáticos del Gobierno para llegar a la meta de 100.000 tests diarios (frente a los 18.000 actuales) y por la falta de equipos de protección para el personal sanitario.

Johnson deberá también responder a las recientes revelaciones sobre la interferencia de su asesor Dominic Cummings con el panel de científicos SAGE que desde finales de enero analizan y recomiendan las acciones para contener la epidemia. Se espera que el 'premier' anuncie también a lo la largo de la semana la estrategia de salida del Gobierno para los próximos meses, incluida la posible reapertura de las escuelas.

El mandatario británico, que subió notablemente en las encuestas tras superar el virus, se enfrenta también a una preocupante caída de popularidad por su reacción ante la epidemia. El 64% de los británicos cree que el Gobierno no actuó lo suficientemente rápido y el 57% considera los tests como un fiasco, según un sondeo de Opinium para 'The Observer'. Aun así, el 51% aprueba la gestión del gabinete frente al 30% que la desaprueba.