Mundo

Biden inicia la batalla para salvar y expandir Obamacare, el plan de reforma sanitaria

Biden inicia la batalla para salvar y expandir Obamacare, el plan de reforma sanitaria

Desde su aprobación en 2010, redujo el número de norteamericanos sin seguro de 44 millones a 27 millones

Joe Biden inicia hoy la batalla de la sanidad, casi inmediatamente después de haber sido confirmado como ganador de las elecciones presidenciales de EE.UU. El lunes dedicó su primer discurso público a la crisis del Covid-19 y este martes se dedicará a una de las grandes preocupaciones de los estadounidenses: la cobertura sanitaria.

Biden, como vicepresidente del Gobierno de Barack Obama, participó en la puesta en marcha de la Ley de Cobertura Sanitaria Asequible, más conocida como Obamacare, que buscaba reducir el número de estadounidenses sin seguro. Desde su aprobación en 2010 hasta el final del segundo mandato de Obama, redujo el número de ciudadanos sin seguro de 44 millones a 27 millones. Además, amplió las coberturas de Medicaid -el seguro público para personas de pocos recursos- y eliminó trabas como la prohibición a las aseguradoras de negar coberturas a las personas con enfermedades previas.

La reforma sanitaria, sin embargo, fue muy impopular para muchos. Subió los costes de las pólizas para algunos grupos de población e imponía la obligación de suscribir una cobertura, bajo amenaza de multa. Los republicanos hicieron de Obamacare uno de sus grandes enemigos y Donald Trump, en su campaña a la presidencia de 2016, aseguró que su gran prioridad era acabar con la ley.

Han pasado cuatro años, Trump acaba de perder su reelección, y Obamacare sigue en pie. Trump logró vaciar parte de la ley -como la obligación de tener un seguro- pero nunca la derribó del todo. En su contra estaban los millones de personas que accedieron a cobertura médica con Obamacare. Trump y los republicanos fueron incapaces de plantear una alternativa.

En su campaña, Biden prometió ampliar Obamacare. Propondrá una opción de seguro público -sin eliminar los seguros privados-, desgravaciones fiscales para rebajar los precios de las pólizas y reducciones del precio de los fármacos.

No es casualidad que el presidente electo dedique este martes al asunto. Es el mismo día en el que el Tribunal Supremo escucha las alegaciones en un caso que podría suponer la eliminación parcial o completa de Obamacare. El alto tribunal cuenta con una mayoría conservadora reforzada, después de la confirmación expedita de la jueza Amy Coney Barrett. Uno de los grandes logros de la presidencia de Trump es situar a tres nuevos jueces conservadores en el Supremo, con lo que ha cimentado una mayoría de 6-3 frente a los magistrados elegidos por presidentes demócratas.

Ver los comentarios