Mundo

Baviera obliga a aplazar la decisión sobre reapertura de las fronteras alemanas

Baviera obliga a aplazar la decisión sobre reapertura de las fronteras alemanas

El ministro de Exteriores, Haeiko Maas, quería presentar en el Consejo de Ministros de hoy miércoles su proyecto para abrir los viajes a 31 países

El partido menor de la CDU de Merkel, la CSU que gobierna en Baviera, trata de tomar la delantera en la captación de turismo para este verano. Su presidente, Markus Söder, ha anunciado que abrirá piscinas, cines y gimnasios a partir del lunes 25 de mayo, y ha forzado al Ministerio de Exteriores a retirar de la mesa su plan para abrir las fronteras al turismo, retrasando así la salida de los alemanes al extranjero. El ministro de Exteriores, Haeiko Maas, quería presentar en el Consejo de Ministros de hoy miércoles su proyecto para abrir los viajes a 31 países, entre ellos España, pero Söder ha acusado a su departamento de «proceder en solitario» y ha exigido a la gran coalición «abordar ese asunto en solitario y contando con los Bundeländer», una queja apoyada por el ministro de Interior y también perteneciente a la CSU Horst Seehofer. «Tenemos todo lo que hace falta para pasar unas buenas vacaciones», ha dicho Söder, y ha sugerido que una apertura precipitada de más fronteras puede suponer un peligro para la segunda ola de contagios.

También la vecina Austria, con la que Alemania ya ha abierto su frontera, pugna con todas sus fuerzas para captar turismo alemán este verano. Südtirol ha anunciado hoy que proporcionará test Covid-19 gratuitos a cuantos turistas alemanes se decidan para este destino, presentándose así como un mercado turístico mucho más seguro que los destinos mediterráneos. «Pero no es necesario pasar a Austria para disfrutar de unas buenas vacaciones», insiste Söder, satisfecho por el hecho de que el consejo de ministros haya retrasado su decisión.

Horas antes de estas declaraciones, cuando la reapertura de fronteras estaba todavía en el orden del día de la reunión del Gobierno, el turoperador alemán TUI, el mayor del mundo, anunciaba que «ya podemos empezar a vender paquetes de vacaciones a Baleares y a Canarias», contando con la retirada de la cuarentena española y con la apertura de la frontera alemana, pero esta última seguirá pendiente y sus planes de ventas deberán por tanto ser también aplazados. «Son muchos los alemanes que están deseando viajar estas vacaciones a las playas españolas, pero no se trata solo de ellos, para nosotros y para el sector de las agencias de viaje alemanas es también importante porque después de Grecia, Chipre, Croacia y Bulgaria, finalmente España había dado claridad sobre sus intenciones para la temporada y teníamos muchas esperanzas puestas en esa región», ha dicho un portavoz.

En el momento en que el Ministerio de Exteriores logre sacar adelante su proyecto, las prohibiciones de viajar quedarán sustituidas por recomendaciones a las distintas regiones bajo criterios que incluyen la capacidad del sistema sanitario de cada uno y la igualación de protocolos efectivos a la hora de atender a posibles turistas infectados.