Mundo

Bares y restaurantes de Tokio tendrán que cerrar a las ocho de la tarde

Bares y restaurantes de Tokio tendrán que cerrar a las ocho de la tarde

Según el último saldo oficial, en todo Japón la pandemia ha afectado a unas 5.300 personas, con 121 muertos.

Los bares y restaurantes de Tokio tendrán que cerrar sus puertas a las ocho de la tarde, como parte de las medidas anunciadas hoy para cumplir con las disposiciones especiales adoptadas para evitar una mayor extensión del COVID-19.

La orden forma parte de las medidas anunciadas por la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, en una rueda de prensa convocada para dar a conocer las restricciones que habrá desde este sábado como parte del estado de emergencia aprobado el martes por el Gobierno central.

Koike, que se presentó ante los periodistas cubierta con una mascarilla, anunció que sólo se podrá servir alcohol en bares y restaurantes hasta las 19.00 horas, y todos tendrán que cerrar sus puertas una hora después.

La gobernadora de Tokio explicó que, a partir de la próxima medianoche, restaurantes y bares podrán abrir sus puertas desde las cinco de la mañana hasta las 20.00 horas, pero después de esa hora cerrarán para cumplir con la petición de que se evite acudir a esos lugares, donde el contacto personal es muy estrecho.

Esa disposición y otras que anunció Koike forman parte de las medidas coordinadas con el Gobierno de Shinzo Abe tras anunciarse la alerta sanitaria para hacer frente a un repunte de los casos de coronavirus en Japón, especialmente en la capital.

«Como ha dicho el primer ministro Abe, debemos reducir el contacto entre las personas", afirmó Koike.

Tokio, una ciudad de 14 millones de personas, registró este jueves 181 nuevos casos de contagio de coronavirus, hasta un total acumulado de 1.519 personas, con una incidencia que se ha disparado en los últimos días.

Koike venía presionando al Gobierno de Abe para que aprobara la declaración del estado de emergencia, equivalente a estado de alerta sanitaria, y al final quedó aprobada para la prefectura de la capital y otras seis más, las más afectadas por el COVID-19.

Según el último saldo oficial, en todo Japón la pandemia ha afectado a unas 5.300 personas, con 121 muertos.

En su rueda de prensa, Koike dijo que las tiendas de Tokio donde se venden artículos de primera necesidad permanecerán abiertas regularmente.

«No hace falta almacenar alimentos y productos médicos, no hay problema», subrayó, a la vez que insistió en la necesidad de fomentar el trabajo a distancia y quedarse en casa si no es preciso salir se ella.

Se mantendrán cerrados los colegios y universidades, así como sitios deportivos y de eventos masivos, teatros, museos, gimnasios, salas de juego y comercios que no vendan artículos de primera necesidad, todo ello para evitar la aglomeración de personas.

También anticipó que los negocios afectados recibirán una compensación de medio millón de yenes (4.216 euros/4.612 dólares), y si se trata de una cadena con más de dos locales la compensación será el doble.

En principio, el estado de emergencia o la alerta sanitaria estará en vigor hasta el 6 de mayo. Además de Tokio se han visto afectadas otras prefecturas limítrofes con el área metropolitana y varias donde el COVID-19 ha afectado especialmente.