Mundo

Aumenta la tensión social en Italia: tres políticos bajo escolta por graves amenazas

Aumenta la tensión social en Italia: tres políticos bajo escolta por graves amenazas

Cuestionados por la gestión de la pandemia, el Gobierno piensa que lo peor está por llegar: «Todavía no hemos visto nada»

El termómetro de la tensión social en Italia muestra fiebre alta. Tres políticos están bajo escolta por graves amenazas relacionadas con la gestión del coronavirus: El presidente de la región de Lombardía, Attilio Fontana, de 68 años; el viceministro de Sanidad, médico de profesión, Pierpaolo Sileri (47), senador del Movimiento 5 Estrellas; y la ministra de Educación, Lucia Azzolina (37), diputada del M5E. Loas insultos y amenazas se han realizado en las redes sociales y también con frases en muros. Las amenazas crean preocupación en el Gobierno. Una investigación ha sido abierta por los Servicios del Antiterrorismo.

El viceministro de Sanidad Sileri, después de intentos de corrupción relacionados con la gestión de fondos públicos para el coronavirus, había recibido presiones e intimidaciones, incluyendo una nota en el parabrisas de su coche. La ministra Azzolina ha recibido insultos sexistas y escritos amenazantes por los retrasos en la reapertura de las escuelas y sobre la incertidumbre del inicio del año escolar, previsto para septiembre. La tensión se traslada también a la política y al Parlamento. Hoy, en una sesión parlamentaria, Lucia Azzolina ha tenido que sufrir frases sexistas de un diputado de Forza Italia, Giuseppe Moles: «La credibilidad es como la virginidad, si se pierde no se puede tener de nuevo», una frase que ha suscitado rechazo general y ha obligado a Moles a pedir excusas a la ministra.

Azzolina ha tenido que sufrir frases sexistas de un diputado de Forza Italia, Giuseppe Moles: «La credibilidad es como la virginidad, si se pierde no se puede tener de nuevo»

Contra el presidente de Lombardía, la región más afectada por el coronavirus, se han repartido octavillas firmadas por el partido de los Comités de apoyo a la resistencia por el comunismo (Carc), llamándole «asesino». Con la misma firma se ha escrito «Fontana asesino» en diversas paredes de Milán.

Rabia y tensión social

Para el presidente de la Cámara de diputados, Roberto Fico, del M5E, se trata de «amenazas cobardes; en nuestra democracia hay siempre espacio para confrontarse dialécticamente, pero esto no se puede transformar en odio».

La ministra del Interior, Lucia Lamorgese, viene anunciando desde hace días en los medios italianos sobre el riesgo de tensiones sociales por la crisis del coronavirus. A los delegados del Gobierno en toda Italia la ministra Lamorgese ha enviado directivas precisas, advirtiendo que «las dificultades en el mundo de las empresas y del trabajo podrían verse acompañadas de graves tensiones sociales».

«Las dificultades en el mundo de las empresas y del trabajo podrían verse acompañadas de graves tensiones sociales», ha dicho la ministra del Interior

La preocupación del Gobierno es grande, hasta el punto de que un representante del Ejecutivo con acceso a los informes de los servicios de seguridad ha comentado: «Y todavía no hemos visto nada», según refiere el Corriere. La rabia en muchos sectores crece, ante el aumento de las dificultades económicas. De ahí que se considere indispensable, para aplacar el evidente malestar que se percibe, sobre todo entre los parados, pequeños y medianos empresarios, que las ayudas económicas prometidas por el Gobierno (un paquete de 55.000 millones de euros) llegue cuanto antes a las familias, trabajadores y empresarios