Mundo

Argentina emite una orden de arresto contra un ex obispo residente en el Vaticano acusado de abusos

Argentina emite una orden de arresto contra un ex obispo residente en el Vaticano acusado de abusos

La Justicia argentina ha emitido una orden de arresto internacional contra monseñor Gustavo Zanchetta, residente en el Vaticano, acusado de cometer presuntos abusos sexuales y de poder contra seminaristas y sacerdotes en su país natal. La fiscal que investiga el caso solicita que se declare en rebeldía al religioso ante la imposibilidad de la magistratura argentina de contactar con él.

Monseñor Gustavo Zanchetta, de 54 años, fue obispo de la diócesis de Nueva Orán, en la provincia argentina de Salta, entre 2013 y 2017. Ese mismo año presentó su renuncia al Papa Francisco, abandonó Argentina sin despedirse de sus sacerdotes ni de sus fieles y se instaló en España, aparentemente por razones de salud. Tres meses más tarde aterrizó en el Vaticano como consejero de la APSA, el organismo que se encarga de administrar los bienes y propiedades inmobiliarias de la Santa Sede.

Lo hice venir y le pedí la renuncia. Bien clarito. Lo mandé a España a hacer un test psiquiátrico

Papa Francisco

En una entrevista concedida a Televisa, el Papa Francisco reconoció que la inesperada salida de Zanchetta de Argentina para instalarse en España se produjo siguiendo una orden suya. "Lo hice venir y le pedí la renuncia. Bien clarito. Lo mandé a España a hacer un test psiquiátrico", contó el Santo Padre. El prelado debía someterse a una terapia dos veces al mes en Madrid, lo que impedía su regreso a Argentina. Es por ese motivo, aseguró Francisco, que se creó un puesto 'ad hoc' al religioso argentino en Roma.

El Vaticano asegura que las acusaciones por abusos sexuales contra Zanchetta llegaron a finales de 2018, casi un año después de ser nombrado consejero de la APSA. Hasta ese momento, el religioso había sido acusado solamente de mal gobierno de la diócesis y autoritarismo por sus subordinados. Sin embargo, la agencia AP informó que la Santa Sede había recibido las primeras denuncias contra el prelado por abusos sexuales ya en 2015. Los hechos se habrían producido presuntamente entre 2014 y 2015, y todas las supuestas víctimas eran mayores de edad en el momento de su comisión, según desveló una investigación del diario local argentino 'El Tribuno'.

A principios de este año, el Vaticano abrió una investigación contra el prelado por presuntos abusos sexuales y de poder. Y un mes después, la Justicia argentina recibió la primera denuncia por parte de una de las supuestas víctimas, que pertenecía a la congregación que dirigía el ex obispo.

"Llegó oficialmente la investigación previa. La leí y vi que era necesario hacer un juicio", contó el Pontífice a Televisa. Zanchetta será procesado en un próximo juicio canónico por la Congregación para la Doctrina de la Fe mientras es reclamado sin éxito por la Justicia de su país.

La fiscal encargada del caso, María Soledad Filtrín Cuezzo, sostuvo que el mandato de arresto internacional fue solicitado después de que el imputado "no respondiera a llamadas telefónicas ni correos electrónicos al número y dirección aportados voluntariamente en agosto pasado para ser notificado de cualquier acto procesal y luego de haber constituido domicilio en el estado Vaticano".