Mundo

Arabia Saudí anuncia una tregua unilateral de dos semanas en Yemen por el coronavirus

Arabia Saudí anuncia una tregua unilateral de dos semanas en Yemen por el coronavirus

Los hutíes vinculan cualquier alto el fuego al levantamiento del bloqueo

No es el primer alto el fuego que se anuncia en los cinco años de guerra que sufre Yemen, pero sí es la primera vez que un país anuncia una tregua con el objetivo de prevenir la expansión del coronavirus. Este mediodía entra en vigor el cese de la violencia unilateral anunciado por la coalición liderada por Arabia Saudí que combate en Yemen, una medida que tendrá una duración inicial de «dos semanas», pero que «podría extenderse», según las palabras del coronel Turki al Maliki, portavoz de la coalición.

Esta tregua es la respuesta de Riad a la petición formulada por la ONU para detener los combates como medida que ayude a prevenir la pandemia, cuyos efectos podrían ser devastadores en un país con el sistema sanitario destrozado. De momento no hay una posición oficial por parte de los rebeldes hutíes, que vinculan cualquier alto el fuego «al final del bloqueo», como adelantó su portavoz Mohamed Abdulsalam. Muhamad al-Bajiti, destacado miembro del movimiento, calificó la propuesta de «simple maniobra destinada a reorganizar sus filas tras sus últimas derrotas»e insistió en que «a interrupción de las operaciones en medio de un asedio no significa nada más que la continuidad de las agresiones brutales», según declaraciones recogidas por HispanTV.

La agencia oficial saudí SPA señaló que el primer objetivo de la tregua es frenar el coronavirus, aunque de momento no hay un solo caso confirmado en Yemen, para abrir las puertas después a permitir una reducción de la tensión que facilite un proceso de paz entre el gobierno reconocido por la comunidad internacional y los rebeldes.

La guerra ha cumplido cinco años y deja más de 100.000 muertos en el país y millones de personas al borde de la hambruna. Arabia Saudí y Estados Unidos respaldan a las fuerzas gubernamentales e Irán a unos hutíes que en realidad son zaidíes, una confesión derivada del chiismo que literalmente se traduce como 'partidarios de Dios', aunque se les conoce como hutíes por el clan que lidera al grupo desde 2004.