Mundo

Al menos cinco muertos por la explosión de una bomba cerca de las protestas en Bagdad

Al menos cinco muertos por la explosión de una bomba cerca de las protestas en Bagdad

El dispositivo estalló debajo de un automóvil estacionado en la plaza de Tayarán, cerca de Tahrir, incendiando además otros dos vehículos

Al menos cinco personas murieron hoy por la detonación de una bomba en una plaza cercana al centro de las protestas que tienen lugar en Bagdad, en el primer incidente de este tipo desde el inicio de las manifestaciones el pasado 1 de octubre.

Una fuente del Ministerio del Interior declaró a Efe que al menos cinco personas murieron y 25 resultaron heridas en una explosión cerca de la plaza Al Tahrir donde están acampados manifestantes desde hace semanas. Según la fuente, el dispositivo explotó debajo de un automóvil particular estacionado en la plaza de Tayarán, cerca de Tahrir incendiando además otros dos vehículos.

La agencia iraquí de noticias INA detalló, citando a una fuente de seguridad, que la carga explosiva era de fabricación casera. Otras tres detonaciones, aparentemente de artefactos sonoros, se produjeron en los alrededores de las calles por donde suelen pasar los manifestantes para llegar a la plaza Tahrir sin que se hayan producido más víctimas.

Hasta el momento ninguna fuente ha vinculado las explosiones con las protestas, pero el de hoy es el primer incidente de este tipo que tiene lugar en la zona en que se concentran los manifestantes. Las protestas en Irak comenzaron a principios de octubre con un levantamiento espontáneo de miles de personas, en su mayor parte jóvenes, que piden a los políticos soluciones para los problemas de suministros de servicios básicos como agua o electricidad y el final de un sistema que consideran corrupto.

Las fuerzas de seguridad han reprimido con violencia las protestas y hasta el momento hay alrededor de 300 muertos y 8.000 heridos en mes y medio de manifestaciones. El primer ministro iraquí, Adel Abdelmahdi, reconoció públicamente esta semana que los primeros días de las protestas se utilizó munición real contra los manifestantes, pero aseguró que en estos momentos no se están reprimiendo con este tipo de armamento.

Abdelmahdi, que llegó a poner su cargo a disposición del Parlamento, continúa al frente del Gobierno en medio de discusiones políticas que no han fructificado en ningún cambio solicitado por los manifestantes.