Mundo

Al menos 1.477 niños migrantes son devueltos por Estados Unidos y México durante la pandemia

Al menos 1.477 niños migrantes son devueltos por Estados Unidos y México durante la pandemia

El miedo al Covid-19 en Centroamérica agrava la discriminación y la violencia contra los menores migrantes

Al menos 1.477 niños migrantes no acompañados han sido devueltos a sus países de origen desde Estados Unidos y México desde principios de marzo, cuando el nuevo coronavirus (Covid-19) fue catalogado como pandemia por la Organización Mundial de la Salud, según informó ayer el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Estados Unidos ha devuelto cerca de 1.000 menores a México y a los países del Triángulo Norte de Centroamérica, conformado por Honduras, El Salvador y Guatemala. En ese mismo periodo, México ha expulsado a Guatemala y Honduras a unos 447 migrantes menores de edad. El miedo al Covid-19 en Centroamérica agrava la discriminación y la violencia contra los menores migrantes retornados, lo que les expone a un «doble riesgo», dijo Unicef en un comunicado.

«Unicef alerta de que se están perpetrando actos de violencia y discriminación contra los repatriados, a los que se percibe como infectados por la enfermedad, y cuya protección se ve en riesgo durante la reintegración», señaló el comunicado.

En algunas comunidades, existe la preocupación de que los deportados desde Estados Unidos y México podrían estar contagiados por la enfermedad, lo que ha agudizado la estigmatización de los migrantes. «La discriminación y los ataques se suman a las amenazas que ya existían antes, como la violencia de las bandas que les llevó a huir», explicó la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

Según la organización, que forma parte de Naciones Unidas, hay áreas en Honduras y Guatemala donde se prohíbe la entrada a personas de fuera, incluidos los deportados, en un intento de evitar la expansión de la enfermedad. Unicef también ha reportado casos de retornados que han sido amenazados cuando han vuelto a sus comunidades de origen.

Antes de la pandemia, se calculaba que unas 500.000 personas abandonaban el Triángulo Norte rumbo a Estados Unidos cada año. La razón principal por la que las personas emigran de El Salvador, Honduras y Guatemala son los elevados niveles de violencia en los tres países, que se encuentran entre los más elevados del mundo.

Hasta el jueves, México tenía cerca de 60.000 infectados y 6.500 muertos a causa del Covid-19. Mientras tanto, Guatemala cuenta con 2.500 casos y 48 fallecidos, seguido por Honduras con 3.204 infectados y 156 muertos y, por último, El Salvador con 1.725 contagios y 33 decesos.