Mundo

Mueren 11 personas en dos atentados de motivación racista contra dos bares 'shisha' en Hanau

Mueren 11 personas en dos atentados de motivación racista contra dos bares 'shisha' en Hanau

Once personas han muerto y otras cinco han resultado heridas de gravedad en dos tiroteos registrados esta madrugada en la ciudad alemana de Hanau, cercana a Fráncfort, en lo que la Fiscalía Federal, que se ha hecho cargo de la investigación, ve indicios de motivación racista.

El primer ataque tuvo lugar sobre las 20.00 GMT en un 'shisha bar', un local de comida oriental y fumadores de pipa de agua llamado "Midnight", en el centro de la ciudad.

Le siguió un segundo tiroteo en un quiosco en Kesselstadt, otro barrio algo más apartado de esa localidad. En ambos lugares se encontraron casquillos de bala en el suelo. Según la prensa local, tres personas resultaron muertas delante del primer bar y cinco frente al segundo, entre ellos una mujer. Las víctimas son de origen kurdo. La policía elevó posteriormente la cifra de víctimas a 9.

A primera hora de hoy y gracias a que varios testigos del ataque tomaron nota de la matrícula en la que había huido el atacante, las fuerzas especiales de seguridad irrumpieron en su domicilio. Éste fue identificado como Tobias. R. Se le encontró muerto y junto él la policía halló el cadáver de su madre.

Tobias R, de 43 años y nacionalidad alemana, conocido en círculos ultraderechista y con licencia de armas de caza, según ha informado la Policía. Los investigadores han hallado munición y casquillos en el vehículo del terrorista, además de una carta de confesión y un vídeo relacionados con el ataque.

ÚLTIMA HORA

  • El presunto autor de los tiroteos fue hallado sin vida en su vivienda junto con otro cadáver.
  • El agresor es un hombre de nacionalidad alemana, ultraderechista y con licencia de armas de caza.La policía ha hallado una carta de confesión y un vídeo
  • La fiscalía antiterrorista ha asumido la investigación

"Las víctimas son personas que conocemos desde hace años", reaccionó el hijo del gerente del bar, citado por la agencia DPA. Según este testigo, que estaba ausente al igual que su padre en el momento del tiroteo, dos empleados figuran entre las víctimas. "Es una conmoción para todo el mundo".

Es un auténtico escenario de horror", lamentó la diputada conservadora Katja Leikert. El alcalde socialdemócrata de Hanau, Claus Kaminsky, lo calificó de "noche terrible, que nos atormentará seguramente durante mucho, mucho tiempo".

Hanau, con unos 100.000 habitantes, se encuentra a 20 kilómetros al este de Fráncfort en el "Land" de Hesse.

Alemania ha sido blanco en los últimos años de varios ataques yihadistas, uno de los cuales mató a 12 personas en Berlín en diciembre de 2016.

Pero lo que más preocupa a las autoridades alemanas es la amenaza del terrorismo de extrema derecha, sobre todo desde el asesinato de un diputado alemán favorable a los migrantes del partido de la canciller Angela Merkel en junio pasado.

El viernes, 12 miembros de un grupo de extrema derecha fueron arrestados como parte de una investigación antiterrorista. Se cree que planearon ataques a gran escala contra mezquitas imitando al autor del doble atentado de Christchurch, en Nueva Zelanda, que en marzo de 2019 mató a 51 personas en dos mezquitas y lo transmitió en directo.

En octubre, un extremista de extrema derecha que niega el Holocausto intentó atacar una sinagoga en Halle. Como no fue capaz de entrar en el edificio religioso en el que los fieles se habían atrincherado, le disparó a una transeúnte y al cliente de un restaurante de kebab, y lo difundió en directo por internet.

En Dresde, en la antigua RDA, ocho neonazis están siendo juzgados desde hace casi cinco meses por haber planificado ataques contra extranjeros y políticos.

La asociación Ditib, la principal organización de la comunidad turca musulmana en Alemania, pidió más protección para sus fieles que "ya no se sienten seguros".

Actualmente, los servicios de inteligencia vigilan a 50 personas vinculadas al movimiento de extrema derecha y consideradas un "peligro para la seguridad del Estado".