España

Vox suspende de militancia al senador denunciado por la Guardia Civil por una presunta agresión machista en Málaga

Vox suspende de militancia al senador denunciado por la Guardia Civil por una presunta agresión machista en Málaga

El senador de Vox por Ceuta , Juan Ros Alcaide, está siendo investigado por la Guardia Civil en relación a un supuesto delito de malos tratos que acabó con su pareja ingresada en el Hospital Clínico de Málaga con un fuerte hematoma en el rostro y politraumatismos.

A falta de un pronunciamiento más pormenorizado, la primera reacción del partido liderado por Santiago Abascal ha sido suspender "inmediatamente" de militancia al senador, según ha avanzado Vox en la cuenta de Twitter de su grupo parlamentario en el Congreso.

Ros ha comparecido la mañana de este miércoles ante el juzgado de Instrucción número 3 de Málaga, donde ha recordado su condición de aforado y ha explicado que tenía que viajar a Ceuta, ciudad autónoma por la que consiguió el escaño en las pasadas elecciones generales.

Según ha podido saber EL MUNDO de fuentes cercanas al caso, la actuación del Instituto Armado se produjo en torno a las 20:30 de este martes, después de que el Centro Operativo de Servicios (COS) recibiese una llamada en la que se alertaba de un intento de suicidio en un inmueble del municipio malagueño de Alhaurín de la Torre.

Hasta la vivienda se desplazó una patrulla y en ella encontró a Juan Ros y a una mujer de unos 60 años con el rostro amoratado. A partir de ese momento, las versiones recogidas por los agentes son contradictorias. Por un lado, la que aseguraba que los golpes se los había producido la señora al caer por una escalera tras ingerir una gran cantidad de medicamentos. Por otro, la que afirmaba que el senador de Vox se había presentado en el domicilio y había golpeado a la mujer.

Eldiario.es, que ha adelantado la noticia, señala en su información que el aforado confesó a los efectivos del Instituto Armado que había agredido a la víctima, aunque lo ha desmentido a este mismo medio. Además, ha añadido que fue él quien dio aviso a los servicios de emergencia tras hallar a su pareja con un fuerte golpe en la cabeza.

No obstante, los guardias civiles observaron que la mujer tenía un hematoma en la cara, así como diversos traumatismos compatibles con una agresión física, por lo que comunicaron a Ros que era investigado por un supuesto delito de violencia de género.

El político ha comparecido ante la autoridad judicial y ha recordado que, por su condición de aforado, debe ser el Tribunal Supremo quien le investigue, y después se ha marchado esgrimiendo que tenía que desplazarse a Ceuta.

La mujer, que se negó a interponer denuncia, fue atendida en el Hospital Clínico Universitario de la capital malagueña y en todo momento fue custodiada por una patrulla de Seguridad Ciudadana.

Las citadas fuentes aseguraron que no había antecedentes ni denuncias previas.

Desde la ciudad autónoma no se ha hecho esperar la reacción y ha sido el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía, el partido liderado por la diputada Fátima Ahmed, la que ha pedido la dimisión del senador por Ceuta de la formación de Santiago Abascal. Una ciudad que sigue tremendamente polarizada desde que aparecieron las conversaciones de un chat de los miembros dirigentes de Vox en la ciudad con comentarios ofensivos hacia la comunidad musulmana de la ciudad autónoma.

Juan Ros Alcaide fue elegido senador por Ceuta tras la repetición de las elecciones generales del pasado 10 de noviembre, donde Vox se alzó con el triunfo en Ceuta, consiguiendo la representación parlamentaria del único diputado por Ceuta y uno en el Senado, que comparte con el PP.

El Grupo Socialista en el Senado, a través de su cuenta de Twitter, ha pedido a Vox que tome medidas contra Ros Alcaide. "No se puede tolerar la violencia machista en el plenario del Senado", indica, y señala al líder del partido de derecha radical, Santiago Abascal: "No puede callar ante este asunto".

La respuesta de Vox ha llegado por redes sociales. Echando mano de la hemeroteca, ha recriminado al PSOE que el ex líder de los socialistas vascos Jesús Eguiguren fuera condenado por "darle una paliza a su mujer" sin que fuera expulsado del PSOE. "Unos tardan más que otros", ha subrayado para contraponer aquel hecho con la suspensión de militancia del senador por parte de Vox.