España

Vox lleva a Ábalos ante el Tribunal Supremo por el «Delcygate»

Vox lleva a Ábalos ante el Tribunal Supremo por el «Delcygate»

El partido que preside Santiago Abascal presenta una querella por prevaricación contra el ministro de Fomento

El caso «Delcygate» cerca al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, no solo en el escenario político sino también en el judicial. Vox ha decidido presentar una querrella criminal contra el también secretario de Organización de PSOE ante el Tribunal Supremo al entender que prevaricó al reunirse con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Barajas.

El movimiento del partido que preside Santiago Abascal es el segundo golpe jurídico que recibe Ábalos este martes ya que el PP y Ciudadanos han presentado una denuncia en el juzgadopara evitar que AENA pueda borrar las grabaciones de las cámaras de seguridad de la noche del 19 al 20 de enero, cuando se produjo el aterrizaje del avión de Rodríguez y sus posibles movimientos dentro del aeropuerto.

De hecho, la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha adelantado que pedirá la comparecencia del presidente del gestor aeroportuario, Maurici Lucena, en la Cámara Baja para que explique «qué pasó en la T4».

La secretaria general de Vox, Macarena Olona, ha explicado que la querella criminal de su grupo obedece a que la Fiscalía no ha realizado ningún movimiento después de la denuncia que le presentaron a finales de enero por el mismo escándalo. Los populares también anunciaron entonces que llevarían el caso ante la Fiscalía y lo elevaron, además, ante la Comisión Europea.

Presión política

El pleno del Congreso debatirá esta tarde una moción impulsada por el PP para instar al Gobierno a cesar a Ábalos que será rechazada por la mayoría de PSOE, Unidas Podemos y los partidos independentistas. Durante el debate, la portavoz adjunta del PP, Marta Rodríguez, también pedirá a los socialistas que aclaren si el Ejecutivo reconoce a Juan Guaidó como «legítimo presidente encargado de Venezuela» o como «líder de la oposición», e insistirán en la necesidad de abrir una comisión de investigación sobre el «Delcygate».