España

Una salida del país sin efectos prácticos para la investigación contra Juan Carlos I en España

Una salida del país sin efectos prácticos para la investigación contra Juan Carlos I en España

La decisión histórica del Rey Juan Carlos I de abandonar España tras salir a la luz pública que amasó una fortuna en Suiza oculta al fisco no tendrá ninguna consecuencia jurídica, según indican distintas fuentes jurídicas consultadas por EL MUNDO.

Este mismo lunes el letrado del Emérito, Javier Sánchez-Junco, ha emitido un comunicado donde asegura que el Monarca le "ha dado instrucciones" para que haga público que tras "su decisión de trasladarse en estos momentos fuera de España permanece en todo caso a disposición del Ministerio Fiscal para cualquier trámite o actuación que considere oportuna".

Con este mensaje, los servicios jurídicos del Monarca -que no se encuentra en la actualidad imputado en ningún procedimiento judicial- quieren transmitir que en ningún caso al abandonar en estos momentos el país constituye un acto para trata de eludir una posible acción de la Justicia española. De momento, el Emérito tampoco tiene abierto ningún procedimiento judicial en Suiza, donde sí están siendo investigados por blanqueo de capitales sus presuntos testaferros, el abogado Dante Canonica y el gestor Arturo Fassana y su ex "amiga entrañable" Corinna Larsen.

Fuentes jurídicas consultadas por EL MUNDO sostienen que el país helvético carece de competencias para investigar al ex Jefe del Estado por varios motivos. Entre ellos, porque el posible delito fiscal no se habría cometido en Suiza y además porque en caso de que fuera perseguible por el fiscal Yves Bertossa el rey como ex jefe del Estado gozó de inviolabilidad hasta el 19 junio de 2014.

De hecho, en octubre de 2019 hubo una reunión con el procurador de Ginebra en la sede de la Fiscalía Anticorrupción con el fiscal jefe Alejandro Luzón, el fiscal que investigaba las comisiones del AVE a La Meca, Luis Pastor, los fiscales del caso Villarejo, Ignacio Stampa y Miguel Serrano, y el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, donde se le trasladó a Bertossa que no podía investigar directamente a Juan Carlos de Borbón. Las autoridades judiciales españoles recalcaron al fiscal suizo su falta de competencia para dirigir el procedimiento P/14783/2018 contra el ex jefe del Estado.

Por su parte, el pasado día 5 de junio, la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, dictó un decreto en el que designó como responsable de esta delicada investigación al Fiscal de Sala del Tribunal Supremo de la especialidad de Delitos Económicos, Juan Ignacio Campos. Este fiscal de Sala, ayudado por otros tres fiscales del Alto Tribunal, son los encargados de investigar a Juan Carlos de Borbón. Sin embargo, existe un matiz importante. Las diligencias de Fiscalía son preprocesales por lo que formalmente no hay abierta ninguna investigación en España contra Juan Carlos de Borbón, aforado ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo. El fiscal Campos descarta llamar a declarar al ex jefe del Estado por ahora y, de momento, no ha adoptado ninguna decisión sobre la interposición de una querella contra el Emérito puesto que Suiza debe seguir enviando documentación a España.

En este sentido, las fuentes consultadas explican además que no hay efectos prácticos en esta decisión de abandonar el país porque el Rey no está imputado formalmente en ninguna causa. Y aún en el hipotético caso en que la Fiscalía del Alto Tribunal decidiera presentar finalmente una querella contra él en la Sala Segunda, y el Supremo la admitiera a trámite, la defensa del Emérito ya ha adelantado este lunes que comparecería ante la Justicia.

  • Noticias
  • Traductor
  • Programacion
  • Calendario
  • Horoscopo
  • Clasificacion
  • Calendario liga
  • Peliculas
  • Temas