España

Un sobrino del rey de Bélgica da positivo por coronavirus tras celebrar una fiesta en Córdoba

Un sobrino del rey de Bélgica da positivo por coronavirus tras celebrar una fiesta en Córdoba

El príncipe Joaquín de Bélgica, sobrino del rey Felipe de Bélgica, ha dado positivo por coronavirus, según han confirmado fuentes del Palacio Real belga citadas por medios belgas. Joaquín vive desde hace varios años en España con su novia, Victoria Ortiz Martínez-Sagrera.

Joaquín, hijo de la princesa Astrid y del príncipe Lorenzo, pasó los dos últimos meses en Bélgica y finalmente regresó a España el pasado lunes, por lo que se organizó una fiesta de bienvenida en Córdoba el pasado martes.

El evento tuvo lugar en una casa privada y en él según algunas fuentes participaron no menos de 27 personas de la alta sociedad. Sin embargo, según informaciones citadas por el grupo de medios de comunicación belga Sudpresse la cifra de asistente no superó la señalada por la normativa, en este caso 15 personas.

El príncipe Joaquín, de 28 años, no tiene función oficial dentro de la familia real belga y sus desplazamientos corresponden a su vida privada. Es el noveno en la línea de sucesión al trono belga.

Investigación

Mientras, la Policía Nacional ya está investigando la fiesta de hasta 27 personas que se celebró en Córdoba el pasado 26 de mayo al que asistió el príncipe Joaquín de Bélgica.

Según el informe remitido por la Junta de Andalucía a la Subdelegación del Gobierno en Córdoba, este ciudadano belga viajó desde Bélgica a Madrid en avión el pasado 24 de mayo. Una vez en la capital tomó un AVE con destino Córdoba. Dos días después, el 26 de mayo, se reunió con amigos y familiares en una residencia en Córdoba, una fiesta en la que se dieron cita hasta 27 personas.

Los síntomas del coronavirus en el aristócrata belga tardaron poco en aparecer y el 27 de mayo experimentó los primeros indicios de la enfermedad. Ante sospechas de haber sido contagiado, recibió atención médica y se le prescribió una prueba PCR para el día 28 de mayo, dando finalmente positivo.

Inmediatamente, el Distrito Sanitario de Córdoba puso en marcha el protocolo que realizan los epidemiólogos en los centros de salud y los preventivistas en el Hospital Reina Sofía consistente en un estudio pormenorizado de las personas que han tenido contacto con una persona contagiada. De las 26 personas que asistieron a la fiesta, además del príncipe belga, cinco procedían de Sevilla, por lo que Epidemiología de la Delegación de Salud y Familias de Córdoba comunicó el caso a su homónima en Sevilla. Aunque en un principio fue "imposible" ponerse en contacto con esas cinco personas, ya habrían sido localizadas y puestas en aislamiento, al igual que el resto de asistentes.

A la vista de los hechos, la Subdelegación del Gobierno en Córdoba abrió el pasado viernes una investigación, dirigida por la Policía Nacional, para averiguar las posibles irregularidades que se hayan podido cometer. En este sentido, hay que recordar que Córdoba se encuentra en la fase 2 de la desescalada y tan sólo se permiten las reuniones de 15 personas. Asimismo, tampoco está permitido los viajes entre provincias, algo que sólo podrá hacerse después de pasar la fase 3. Por último, el aristócrata belga viajó a Córdoba sin ningún tipo de control.

Esta situación ha llevado a la Subdelegada del Gobierno en Córdoba, Rafaela Valenzuela, ha expresar su profundo malestar e indignación por conductas "irresponsables que ponen en riesgo todo lo conseguido de manera ejemplar por la sociedad cordobesa durante el estado de alarma y el confinamiento". Ha asegurado, además, que serán implacables con la ley y se impondrán las sanciones pertinentes en caso de que se confirmen las conductas irregulares.