España

Un hombre se libra de que le estafen 12.000 euros gracias a la empleada de un banco

Un hombre se libra de que le estafen 12.000 euros gracias a la empleada de un banco

Estuvo a punto de caer en el conocido timo del «tocomocho», pero su petición en la sucursal hizo sospechar del crimen

Una empleada de banca evitó que un vecino de Burgos fuera víctima de un timo tan viejo como perjudicial. Todo comenzó en la calle, cuando una mujer se acercó a la víctima. Ella le preguntó por una dirección alegando que no conocía la ciudad y se ganó su confianza contándole detalles de su vida, entre otros que tenía mucho dinero, hasta que apareció un segundo individuo.

Esa segunda persona, siguiendo los cánones del timo, suele hacerse pasar por un trabajador de una empresa potente y se ofrece a ayudarla. Como agradecimiento, según ha publicado Burgosconecta.es, la mujer sacó de su bolso dos series de cupones de la ONCE asegurando que estaban premiados, aunque no sabía cómo cobrarlos. En ese momento, el segundo individuo ofrece 25.000 euros en un sobre para recomprar dichos cupones así como una lista de premios de la ONCE mostrando que el número está premiado.

Al ver la posibilidad de negocio, la víctima quiso aportar la mitad del dinero y acudió a su sucursal bancaria para extraer unos 12.000 euros. Ese movimiento despertó la curiosidad de la empleada, que acabó avisando al hombre de que seguramente se trataría de un timo, concretamente el del «tocomocho», uno de los más viejos de la picaresca española.