España

Un fallo eléctrico causó la pérdida de 300.000 euros en medicinas

Un fallo eléctrico causó la pérdida de 300.000 euros en medicinas

El problema se dio en el Hospital de la Princesa: una nevera estuvo parada 48 horas

Un fallo eléctrico que afectó a una de las neveras del servicio de Farmacia del Hospital de la Princesa está detrás de la pérdida de casi 300.000 euros en medicamentos. Así lo denunció El Confidencial y lo confirmó la consejería de Sanidad, informa Efe. El portavoz de Sanidad del PSOE en la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire, va a exigir en el Parlamento regional el informe sobre los hechos y se plantea solicitar la comparecencia del consejero de Sanidad.

«Vamos a pedir explicaciones, sobre todo para evitar que se repita», indicó Freire, que mostró su preocupación por un incidente que calificó como de «gran gravedad».

Según explican fuentes de Sanidad, el pasado 1 de mayo se detectó que la nevera de la planta -2 del servicio de Farmacia de este hospital había permanecido desconectada durante dos días, lo que motivó que el refrigerador alcanzara una temperatura de 16 grados. Como durante 48 horas no hubo pedidos y nadie accedió a la nevera, no fue hasta el 1 de mayo cuando se detectó el problema, precisan las fuentes.

En cuarentena

Después de solucionar el incidente y poner en marcha la nevera, la medicación se puso en cuarentena. Se contactó con los laboratorios para conocer si, con la temperatura alcanzada, los medicamentos mantenían su estabilidad, y se procedió a destruir aquellos fármacos que podían haberse visto afectados.

El coste total de los fármacos desechados es de 297.818,83 euros, apuntan las citadas fuentes, que resaltan que no se ha vuelto a registrar ninguna incidencia en esta nevera y que, como medida preventiva, junto al control automático se ha establecido el control visual regular de la instalación en cada turno.

La investigación realizada por el Hospital de la Princesa determinó que el incidente se debió a un fallo del suministro eléctrico, «probablemente por una sobrecarga del sistema», pero cuyo origen último se desconoce. Además, el sistema automático de control de la temperatura tampoco funcionó correctamente.

Tampoco funcionó el sistema automático de control de la temperatura, según la investigación oficial

Freire achaca el incidente a «falta de mantenimiento» del centro, y resalta que son «muchas» las preguntas en torno a este fallo eléctrico. «Fuentes internas me dicen que sonó la alarma, y aseguro que esa alarma se oye mucho», asevera, al tiempo que se pregunta dónde se encontraba el farmacéutico de guardia, quién se hace cargo del mantenimiento en el Hospital la Princesa o por qué no funcionaron los sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI).

El diputado exigirá el informe interno elaborado por La Princesa y, en función de lo que «diga» el documento, pedirá «posiblemente» la comparecencia del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

Por su parte, la diputada regional de Más Madrid Mónica García también se refirió a esta noticia en su cuenta de Twitter, donde comentó: Mala suerte, negligencia o falta de mantenimiento. Entre estos tres parámetros se mueve la Sanidad madrileña. Por un fallo eléctrico se tiran 300.000 euros en fármacos. No habrá responsables porque la responsabilidad es de un sistema en demolición».