España

Un compañero de clase del presunto yihadista asegura que amenazó con «matarles a todos»

Un compañero de clase del presunto yihadista asegura que amenazó con «matarles a todos»

Los excompañeros del acusado han recalcado lo incómodos que se sentían con la actitud y los comentarios que realizaba el joven

La segunda sesión del juicio al presunto yihadista Karim el Idrissi Soussi acusado de publicar mensajes radicales, amenazar de muerte a catedráticos y periodistas e intentar viajar a Siria ha contado con la declaración como testigos de tres alumnos del centro donde estudiaba el joven acusado. Los tres han coincidido en cómo era habitual que el acusado profiriese comentarios que incomodaban a sus compañeros, con los que la relación era inexistente.

Uno de los compañeros ha asegurado que el acusado llegó a decir «que menos mal que España no era Estados Unidos y no había armas, porque si no entraba en el salón de actos y los mataba a todos». La Fiscalía, que pide 48 años de prisión para el joven, sostiene que los mensajes y publicaciones de Karim I.S colocaban a España como diana de atentados terroristas, lo que el acusado negó en el día de ayer, al igual que el resto de delitos por los que se le acusa. Mostraba «mucho enfado hacia España, hacia occidente», han asegurado los testigos.

Los «ataque de ira» que el acusado solía tener desencadenaron un episodio que uno de los compañeros definió como «bastate impactante». Fue durante el minuto de silencio que el centro estaba guardando por los ataques terroristas de 2015 en París. El acusado se alejó del lugar acusandoles de hipócritas y recordando que en Siria también muere mucha gente.

Por otra parte, los agentes de Policía que han declarado como testigos en la sesión de este martes han hecho hincapié en el tiempo que Karim I.S empleaba en biblioteca pública de Usera, el distrito donde residía. Allí, según los agentes que participaron en el seguimiento del investigado durante los primeros meses, creó uno de sus blogs, "Soldados del Califato", y descargó vídeos y audios provenientes de webs yihadistas.

Los alumnos del centro donde estaba escolarizado el acusado también han narrado cómo este recriminaba a una chica musulmana que había en clase que «se relacionara con chicos cristianos y que estudiara».