España

Tocar los cuadros del Museo del Prado es posible en Zamora

Tocar los cuadros del Museo del Prado es posible en Zamora

Una exposición con motivo de los 200 años de la pinacoteca que se celebra hoy muestra al aire libre réplicas de 50 de sus obras

El Museo Nacional del Prado sopla este martes las 200 velas de cumpleaños y parte de su celebración se traslada a Zamora, donde con motivo del bicentenario puede verse la exposición «El Prado en las calles». Como su propio nombre indica, la muestra saca de los muros de la pinacoteca las reproducciones de sus obras más famosas para exponerlas a pie de calle, de forma que el viandante puede toparse con ellas las 24 horas del día y hasta puede apreciarlas de cerca e incluso tocarlas.

No observará la textura del cuadro original, pero sí podrá comparar sus medidas y apreciar, por ejemplo, si la mano de «El caballero de la mano en el pecho» guarda proporciones reales, algo que no se puede hacer si se visita en el Prado el lienzo original de El Greco, según expuso en la inauguración el comisario de la muestra, Fernando Pérez Suescun.

«Las Meninas»

La exposición, que se puede ver durante un mes en la plaza de la Constitución de Zamora, está integrada por medio centenar de réplicas, todas a tamaño real, en algunos casos de todo el cuadro y en otros en los que las proporciones impedía mostrar toda la pintura, de las partes más significativas, como en el caso de «Las Meninas» de Velázquez. Además, cada reproducción incluye bajo ella una leyenda con las características principales y el contexto del cuadro original, a lo que se suman unos paneles informativos sobre los 200 años del museo que está considerado el más importante del mundo en pintura europea.

Las obras seleccionadas abarcan desde el románico pictórico del siglo XII hasta el impresionismo y el postimpresionismo del principios del siglo XX de Sorolla reflejado en «Chicos en la playa». Entre los 23 facsímiles de la escuela de pintura española figuran obras emblemáticas como «La maja desnuda» y «El 3 de mayo de 1808 en Madrid» de Goya o «La rendición de Breda» de Velázquez. De la escuela italiana se incluyen 13 reproducciones, como «La Anunciación» de Fra Angélico, «David vencedor de Goliat» de Caravaggio o el óleo de «La bacanal de los andrios» de Tiziano.

Entre los once cuadros de pintura flamenca figuran algunos tan reconocibles como «El jardín de las delicias» de El Bosco o «La adoración de los Magos» y «Las tres Gracias» de Rubens. La exposición se completa con ejemplos únicos de la escuela francesa, la escuela alemana y la holandesa, ésta última con Rembrandt y la voluminosa «Judit en el banquete de Holofernes». La exposición, promovida por la pinacoteca madrileña junto a la Fundación Iberdrola, se completará en Zamora con visitas guiadas y escolares promovidas por el Consistorio zamorano. Posteriormente, la muestra viajará a Albacete y Mérida.