España

Silvia Roldán, consejera delegada de Metro, elegida ingeniera del año

Silvia Roldán, consejera delegada de Metro, elegida ingeniera del año

El consejero de Transportes, Ángel Garrido, ha destacado que, pese a la pandemia, ha logrado que «siguiese funcionando con normalidad», siendo «un soporte vital para todos los madrileños»

La consejera delegada de Metro de Madrid, Silvia Roldán, ha recibido de manos del consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, el reconocimiento como «Ingeniera Industrial del año», otorgado por el Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid por su trabajo al frente del suburbano madrileño.

Garrido ha destacado el trabajo de esta empresa pública madrileña bajo la dirección de Roldán, en especial en los momentos más complicados de la crisis del coronavirus. «La grandeza de un equipo humano como el de Metro es mayor cuando está bien liderado», ha señalado.

El consejero madrileño ha recordado que Roldán, la primera mujer al frente de Metro de Madrid, se ha enfrentado al reto de mantener en marcha el suburbano durante la crisis del Covid-19. «Ha conseguido que Metro siguiese funcionando con normalidad, haciendo de nuestro transporte público soporte vital para todos los madrileños», ha apuntado. Todo ello, apuntan, sin frenar los planes de desarrollo, mejora e innovación de la empresa pública de la Comunidad de Madrid, como es «la incorporación de 300 nuevos maquinistas, el proceso de compra de 67 nuevos trenes o la elaboración de un nuevo Plan de Accesibilidad y Modernización de las estaciones de Metro». «Su modelo de gestión de proximidad y escucha al usuario es también un ejemplo para otros profesionales», ha señalado Garrido.

Por su parte, la consejera delegada ha reconocido que «ha sido un año muy duro» y que la pandemia «ha trastocado muchos de nuestros proyectos y hemos tenido que tomar decisiones muy rápidas, sin prescripciones claras, pero hemos velado en todo momento por la seguridad de nuestros trabajadores y nuestros usuarios». Además, ha querido hacer una «confesión muy personal»: «¿Sabéis lo que para mí ha sido lo más complicado en los meses más difíciles?» La gestión de las emociones, porque hemos tenido mucho miedo, porque nos hemos roto de dolor ante la pérdida de nuestros compañeros y muchos de sus familiares y porque a pesar de todo eso, de las infinitas jornadas de trabajo, de las horas y horas buscando EPIS por todas las partes del mundo, éramos absolutamente consientes de la responsabilidad que teníamos de garantizar la movilidad de todos los trabajadores esenciales».

Ver los comentarios