España

«Si hay algo bueno del coronavirus es que nos ha hecho más humanos»

«Si hay algo bueno del coronavirus es que nos ha hecho más humanos»

Ángel Molero Dorado, conductor de los autobuses urbanos de Toledo

Coronavirus en España, última hora

«Si hay algo bueno del coronavirus es que nos ha hecho más humanos». Ángel Molero Dorado tiene 50 años, 14 de ellos como conductor de los autobuses urbanos de Toledo. Repite esa misma reflexión durante la conversación con ABC. Pero está triste porque no ve gente por las calles. Por eso se alegra cuando una persona sube a su autobús. «Hay dos palabras que resumen esta situación en Toledo: tristeza y responsabilidad al estar vacías las calles», añade con una mezcla de sentimientos encontrados.

«Es curioso -dice-, pero resulta un bálsamo conducir así, sin coches aparcados en doble fila, tirados literalmente en las paradas de autobuses, ocupando rotondas, aceras o pasos de peatones».

«Quisimos creer que España estaba blindada; que la Seguridad Social era buena y que a nosotros no nos iba a pasar. Pero hemos visto que no. Y eso lo pensamos todos», expresa con una voz calmada. Y deja otra pelota en el alero: «Vamos a acordarnos del Congreso Mundial de Móviles de Barcelona. A mí me sentó fatal, pero imagínate que se hubiera celebrado».

Ángel dice que «no es el momento de echar la culpa a nadie. Creo que, si nos miramos todos el obligo, todos nos hemos equivocado en algo». Y lo que le alegra es el enorme apoyo de los españoles. Por eso insiste en otro mensaje: «Es el momento de arrimar el hombro». Lo dice un conductor encantado con su empleo y con trabajar con personas, a quien la radio le acompaña siempre cuando trabaja: «La escucho mucho, más ahora, y me está ayudando».

En su entorno encuentra desde familiares y amigos que están muy asustados hasta los que «tienen ganas de achuchar». Pero no puede digerir algunas noticias horribles: «Que los militares encontrasen cadáveres en las residencias. Me supera. Pienso en mis padres..., todos tenemos gente mayor en casa. Y eso jodido, es bastante jodido».

Y Ángel termina como empezó: «Que todo esto nos sirva de lección; que volvamos a ser mejores personas».