España

Sanidad relaja las medidas anticovid en Burgos a partir de este viernes

Sanidad relaja las medidas anticovid en Burgos a partir de este viernes

Será abolida la restricción de las reuniones de tres personas como máximo, que pasarían a seis, y en los actos de culto el aforo volverá a ser del 50 por ciento

La Junta relajará parcialmente las medidas restrictivas de Burgos a partir de este viernes, anunció ayer el presidente Alfonso Fernández Mañueco durante el pleno de las Cortes. En concreto, serán abolidas dos de sus restricciones como son las reuniones de tres personas como máximo, que pasarían a seis, y de quince en actos de culto, donde la referencia volverá a ser el 50 por ciento del aforo. Precisamente, el alcalde de esta capital, Daniel de la Rosa, anunciaba ayer su intención de pedir que el mismo 9 de diciembre puedan abrir instalaciones culturales y deportivas y el 10 comience una desescalada del cierre de hostelería.

El socialista dijo que la evolución epidemiológica está siendo muy positiva en Burgos en las últimas jornadas, aunque recuerda que el punto de partida era «crítico». De hecho, según los datos de ayer, la provincia ha bajado hasta los 860 casos por cada 100.000 habitantes (la Comunidad está en los 533) en una jornada en la que los nuevos contagios volvieron a subir ligeramente, hasta los 323, al igual que los fallecidos, que fueron 23 (cinco más que el lunes).

Con esta situación sobre la mesa, en la que toda la Comunidad se mantiene en el nivel de máxima alerta, Fernández Mañueco confirmó que se prorrogará la restricción de movilidad perimetral de Castilla y León, que pasará a ser también provincial en el caso de Ávila, León, Segovia y Salamanca, entre las que estaría permitido el contacto. En cualquier caso, el presidente de la Junta aseguró que el resto de provincias, «si se mantiene la evolución, esperamos que puedan aliviar las restricciones la próxima semana». De esta forma, aunque se va abriendo la actividad y levantando limitaciones, Fernández Mañueco insistió en que la situación sigue siendo muy preocupante por lo que «no podemos bajar la guardia».

Ver los comentarios