España

Sancionado por hablar del incendio de Gran Canaria

Sancionado por hablar del incendio de Gran Canaria

El presidente de la Asociación de Trabajadores de la Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales hizo declaraciones a «León Noticias» en horas de descanso. Tragsa afirma que combatir las llamas conlleva «secreto profesional»

La empresa pública Tragsa ha suspendido dos días de empleo y sueldo al bombero Pablo González por difundir información sobre los trabajos de extinción de un incendio forestal en Valleseco, en Gran Canaria, a « León Noticias» sin haberlo consultado previamente, lo que se considera «falta grave».

Así lo ha asegurado el grupo en un comunicado en el que indica que su convenio colectivo precisa que «dadas las particularidades del servicio es necesario guardar el secreto profesional respecto de todas las informaciones relativas al Servicio de extinción de incendios forestales que se conozca con motivo del desempeño de su actividad labora», sin autorización expresa.

La Asociación de Trabajadores de la Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (Atbrif) de la que González es presidente, ha afirmado que las declaraciones las realizó en sus horas de descanso, como portavoz de la entidad y representante legal del colectivo de brigadistas.

Tragsa, que señala que los trabajos de extinción los llevaba a cabo en el marco del servicio para el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ha confirmado que la sanción se debe a que «no consultó previamente a ningún responsable de ambas entidades», lo que le hizo incurrir en una falta grave según el convenio colectivo.

En este sentido, la Atbrif ha defendido que las citadas declaraciones «ni expresan ni muestran ningún secreto o confidencialidad que no se pueda consultar en otros medios de comunicación, así como del funcionamiento de las BRIF que se puede consultar en la web del propio Ministerio».

Desde el Grupo han subrayado que, dada la reciente aprobación del convenio (publicado en julio en el BOE) y la «inexistencia de mala fe por parte del trabajador»- ha considerado establecer una sanción «mínima de solo dos días de suspensión», para la que además solicitó alegaciones tanto al afectado como al comité de empresa.

Han resaltado que la complejidad de las tarea de las BRIF «lleva implícita la necesidad de mantener un especial cuidado sobre las informaciones que se difunden al respecto del avance de los incendios, ya que estas pueden contribuir a generar confusión entre los ciudadanos, así como a los propios equipos que están trabajando en las tareas asociadas a la extinción».

Una decisión sobre la que Atbrif ha mostrado su desacuerdo ya que considera que la sanción contribuye a «invisibilizar» el trabajo de las brigadas forestales y vulnera el derecho de González a su libre expresión, y como protesta ha convocado una concentración que se celebra este miércoles, a las 11:00 horas, ante la sede de Tragsa en León.