España

Sánchez sorprendió al PNV al entregar el cuartel de Loyola sin pedir nada a cambio

Sánchez sorprendió al PNV al entregar el cuartel de Loyola sin pedir nada a cambio

La negociación se cerró el lunes por la noche sin que Sánchez exigiera una nueva ubicación, como esperaban los nacionalistas

El Ejército descartó la semana pasada que la petición del PNV fuera a prosperar: «El grado de preocupación es inexistente»

Los nacionalistas vascos celebraron ayer el 117 aniversario de la muerte de Sabino Arana bajo un indisimulado júbilo por el acuerdo presupuestario que acababan de cerrar en el Congreso de los Diputados, con el que satisfacen su viejo anhelo de echar al Ejército del Acuartelamiento de Loyola, en San Sebastián.

La realidad es que apenas horas antes de que Aitor Esteban confirmara el «sí» de su grupo al Presupuesto, las delegaciones de PNV y del Gobierno seguían sin ponerse de acuerdo sobre el futuro de estas históricas instalaciones militares, construidas en 1926, y que se habían convertido en uno de los aspectos nucleares de la negociación, tal y como reconocen a ABC fuentes conocedoras de la negociación.

El intercambio