España

Sánchez regresa de Palma a Lanzarote para proseguir sus vacaciones, a pesar de los rebrotes y la crisis

Sánchez regresa de Palma a Lanzarote para proseguir sus vacaciones, a pesar de los rebrotes y la crisis

El presidente del Gobierno interrumpió su descanso unas horas para despachar con el Rey, que este año no se ha tomado vacaciones por la gravedad del momento

Ni los cerca de 50.000 muertos, ni los rebrotes de Covid, ni el elevado desempleo, ni la dramática situación económica -cuyo hundimiento solo tiene precedentes en la Guerra Civil- han parecido a Pedro Sánchez motivos suficientes para suspender sus vacaciones este verano. De hecho, solo las interrumpió este miércoles durante unas pocas horas para volar desde Lanzarote a Palma y mantener con el Rey lo que calificó como «un despacho ordinario en un tiempo extraordinariamente complejo».

Sánchez llegó a la cita con la mascarilla negra de la bandera de España y una insignia de la Agenda 20/30 en la solapa de la chaqueta. Y a pesar de reconocer la gravedad del momento que viven España y el resto del mundo, el presidente ha retomado esta misma tarde las vacaciones. A las seis de la tarde embarcó de nuevo en un avión de la Fuerza Aérea Española que le devolvió desde Palma a Lanzarote, donde inicialmente solo iba a pasar una semana, desde el 5 al 12 de agosto, pero que ahora ha decidido prorrogar, probablemente hasta el lunes.

Seis horas en Mallorca

En concreto, Sánchez solo ha permanecido seis horas en Mallorca, ya que el avión oficial llegó a la base de Son Sant Joan a las doce del mediodía, y a las seis de la tarde estaba despegando de nuevo rumbo a Lanzarote, donde aterrizó pasadas las ocho y media de la tarde (hora peninsular).

Fue al día siguiente de que se anunciara la forzada partida de España de Don Juan Carlos, cuando el presidente del Gobierno se instaló en la residencia de La Mareta, la paradisiaca casa que el Rey Hussein de Jordania regaló al anterior Monarca y que éste donó a Patrimonio Nacional, es decir al Estado. Y, tras el viaje de ida y vuelta de ayer a Palma, Sánchez regresó de nuevo a esta residencia, en la que le esperaban su esposa e hijas.

El Rey, sin descanso

En contraste con el presidente del Gobierno, el Rey no se ha tomado vacaciones este año, dada la gravedad de la situación que vive España por la pandemia del Covid y sus consecuencias económicas, sanitarias y sociales. Una emergencia que no amaina, ya que en las últimas veinticuatro horas se han detectado más de dos mil contagios nuevos en toda España.

Aunque el viernes de la semana pasada los Reyes se trasladaron a su residencia estival de Palma, Don Felipe y Doña Letizia están manteniendo en la isla una intensa actividad institucional. Hoy mismo está previsto que viajen a Menorca y el próximo lunes a Ibiza, siguiendo la línea de trabajo que les llevó a recorrer las 17 Comunidades Autónomas. También sus hijas, la Princesa de Asturias, de catorce años, y la Infanta Sofía, de trece, están desarrollando actividad oficial. Una vez finalizada su estancia en Mallorca, la Familia Real regresará el próximo martes a Madrid y se quedará en el Palacio de La Zarzuela. Ese verano no habrá viajes privados.

Ver los comentarios