España

Sánchez decidió el cierre total sin hablar con el PP

Sánchez decidió el cierre total sin hablar con el PP

Indignación entre los populares, por lo que consideran una «falta de lealtad» por parte del presidente del Gobierno

En el Partido Popular mantienen la mano tendida y su «lealtad» hacia el Gobierno en la lucha contra el coronavirus, pero la indignación por la gestión va en aumento, y también por la actitud de Pedro Sánchez hacia el principal partido de la oposición. Fuentes del PP han confirmado a ABC que Sánchez no ha llamado a Pablo Casado antes de anunciar la trascendental medida de cierre total de toda actividad, salvo la de los servicios esenciales.

En el PP no salen de su asombro por lo que consideran una total falta de lealtad por parte del presidente del Gobierno. Tampoco les informó de las medidas del Consejo de Ministros del viernes, cuando se aprobó la restricción de los despidos, entre otras cuestiones.

En el debate del miércoles sobre la prórroga del estado de alarma, Casado volvió a dar su apoyo a Sánchez, pero le advirtió de que la lealtad tenía que ser recíproca. En ese sentido, se quejó de que casi siempre se entera de las actuaciones del Ejecutivo por los medios de comunicación.

La interlocución es prácticamente inexistente, salvo dos llamadas aisladas de Sánchez en toda la crisis, una actitud que contrasta con la que mantuvo Rajoy por ejemplo cuando se enfrentó al golpe de Estado de los independentistas catalanes. En aquella situación, el expresidente llamó a Sánchez y a Rivera para informarles y consultarles cada paso que daba.

Sánchez ha optado por dejar absolutamente al margen al PP, pese a su experiencia en otras crisis. No cuenta con los populares ni para informarles, ni para consultarles, a pesar de que sus votos han sido necesarios para la autorización de la prórroga del estado de alarma.