España

Salen de prisión los tres últimos condenados por la agresión de Alsasua

Salen de prisión los tres últimos condenados por la agresión de Alsasua

Tres jóvenes que fueron condenados con penas de entre 8 años y 9 años y medio de cárcel por agredir a dos guardias civiles en Alsasua en 2016 disfrutarán a partir de este viernes del tercer grado penitenciario. Ohian Arnanz, Adur Ramírez y Jokin Unamuno abandonarán la cárcel de Zaballa en Álava.

Los ocho participantes en la agresión condenados por los jueces se encuentran en libertad.

Los familiares agrupados en el colectivo Altsasu Gurakoak (Padres de Alsasua en euskera) han comunicado la decisión de Instituciones Penitenciarias. Ohian, Adur y Jokin habían sido condenados por la Audiencia Nacional a penas de entre 12 y 13 años de cárcel como máximos responsables por la agresión sufrida por los guardias civiles y sus parejas que se encontraban el 15 de octubre de 2016 en el bar Koxka de Alsasua (Navarra).

El Tribunal Supremo ratificó en octubre de 2019 la agresión que la izquierda abertzale calificó de "riña de bar" mientras se sucedían los actos de solidaridad con los agresores en su localidad.

Penas rebajadas

Según los tribunales, los jóvenes cometieron un delito de atentado a la autoridad, con lesiones, desórdenes públicos y amenazas aunque ya la sentencia de la Audiencia Nacional descartó que fuera un acto de terrorismo, como se fue instruido por la juez Carmen Lamela.

Además, el Supremo rebajó las penas iniciales en una sentencia con dos votos discrepantes al entender que no existió discriminación.

Los dos agentes destinados en el cuartel de la Guardia Civil estaban acompañados por sus parejas cuando fueron identificados por los jóvenes. Según los testimonios de los guardias civiles se vieron rodeados por un grupo de unos 25 radicales que les golpearon y amenazaron hasta que consiguieron abandonar el local.

En la sentencia de la Audiencia Nacional que describe los hechos se relata que los agresores gritaron a los guardias que "os vamos a matar por ser guardias civiles" y les insultaron a gritos llamándoles "hijos de puta" y txakurras (perros, en euskera).

Tratamiento psicológico

Uno de los guardias civiles fue hospitalizado al sufrir la rotura de la tibia y el peroné mientras que el resto de los agredidos necesitó tratamiento psicológico como consecuencia del ataque.

Durante la instrucción del caso, la juez Lamela vinculó directamente la agresión con el movimiento de la izquierda abertzale Ospa que exige que la Guardia Civil abandone Alsasua. Simpatizantes abertzales realizan anualmente un Ospa eguna o Día del Adiós con manifestaciones y actos de protesta por la presencia del Instituto Armado en su localidad.

  • Noticias
  • Traductor
  • Programacion
  • Calendario
  • Horoscopo
  • Clasificacion
  • Calendario liga
  • Peliculas
  • Temas
  • Arsenal - Norwich City
  • Bournemouth - Newcastle United
  • Everton - Leicester City
  • Alavés - Granada CF
  • Valencia CF - Athletic Club