España

Reino Unido se convierte en el país extranjero que más invierte en España en pleno Brexit

Reino Unido se convierte en el país extranjero que más invierte en España en pleno Brexit

Desde que se produjo el referéndum, los inversores británicos han desembolsado más de 10.000 millones de euros en el país

Un sinfin de organismos e instituciones han advertido del impacto que tendrá el Brexit en la economía europea y española. Pero, por el momento, esta hecatombre no se refleja en las cifras. Al menos, no en las cifras de inversión; en el primer semestre del año, Reino Unido fue el país extranjero que más invirtió en España, con 3.125 millones de euros.

La cuantía supone un incremento del 79% respecto a la primera mitad de 2018. Y permite a Reino Unido superar a Estados Unidos y Francia en este particular índice. En los doce trimestres transcurridos desde el referéndum del Brexit (desde el tercer trimestre de 2016 al segundo de 2019, ambos incluídos) los flujos de inversión británica hacia España han sumado más de 20.266 millones de euros, más del 23% de los flujos de IED española en todo el mundo en ese período.

Son algunas de las conclusiones que arroja el «V Barómetro sobre Clima y Perspectivas de Inversión Británica en España», elaborado por la Cámara de Comercio Británica y Afi y presentado este jueves en Madrid. En los seis primeros meses del año, Castilla y León (con 1.647 millones de euros) y la Comunidad de Madrid (con 1.257 millones) fueron las regiones que recibieron más inversión británica. Cataluña se estableció en tercer lugar, pero con un resultado (52,4 millones) notablemente inferior.

El stock de inversión británica acumulada en España se focaliza principalmente en los sectores de las telecomunicaciones (16.466 millones de euros en 2017, último año disponible), la industria del tabaco (6.179 millones de euros, un 98,2% de la inversión en el sector), la fabricación de productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones (4.941 millones de euros y un 95,2% de la IED del sector) y las actividades de apoyo a la extracción de petróleo y gas natural (4.177 millones de euros).

«En los últimos meses, la percepción de la inversión ha cambiado de forma puntual. A pesar de las tensiones en Cataluña, la economía española ha seguido creciendo y los agentes económicos españoles mantienen distancias con la política para contener la inversión», ha explicado el presidente de Afi, Emilio Ontiveros, durante la presentación del informe.

Las perspectivas a corto plazo arrojan más dudas que la foto actual de la inversión británica. Es cierto que el 80% de las empresas británicas no se plantean cambiar su destino de inversión y un 60% afirma no haber cambiado su política de inversión desde el Brexit. Pero también lo es que el peso relativo de las empresas que prevén reducir sus inversiones en España se sitúa en máximos de los últimos cuatro años.

Además, una de cada cuatro empresas afirma percibir un empeoramiento del impacto del Brexit en su actividad en el mercado español hasta el mes de octubre de 2019.