España

PSOE y ERC avanzan en la mesa para "encauzar el conflicto político de Cataluña"

PSOE y ERC avanzan en la mesa para

El PSOE continúa cediendo a las pretensiones de ERC y hoy, en su tercera reunión con los negociadores designados por Oriol Junqueras, ha admitido «avances en la definición de los instrumentos necesarios para encauzar el conflicto político sobre el futuro de Cataluña». Los socialistas se abren a impulsar un mecanismo institucional para abordar la resolución del desafío independentista, como apuntaba hoy este diario. Aunque todavía no concretan su formato, se baraja la creación de una comisión específica Generalitat-Estado que podría ser aprobada previamente por el Congreso. Esto permitiría dotar al foro de la bilateralidad que exigen los separatistas y permitiría al PSOE defender que su pacto con ERC se realiza dentro de la legalidad constitucional.

En un nuevo comunicado conjunto tras su tercer encuentro, PSOE, PSC y ERC se comprometen a «abordar» la negociación política sobre el «conflicto» desde «el reconocimiento institucional mutuo». Este último punto es epecialmente revelevante porque permite a los republicanos sortear la presión que están recibiendo desde JxCat para que Pedro Sánchez acepte a Quim Torra como «interlocutor». A pesar de que no se menciona al presidente de la Generalitat, ERC ha arrancado al PSOE la promesa de restablecer la relación institucional con la Generalitat, totalmente dinamitada a raíz de las protestas contra la sentencia y de la resistencia de Torra a condenar la violencia. Precisamente este jueves, JxCat llevaba una moción al Parlament con la que buscaba encarecer la negociación de la investidura y en la que reclamaba que el PSOE acepte un diálogo «entre iguales» que incluya una «interlocución sólida» entre Sánchez y el president. Tras conocer los avances en la negociación y que los socialistas aceptaban el "reconocimiento institucional mutuo", JxCat ha retirado la moción para "factilitar" la negociación. A reseñar que los neoconvergentes también negocian con el PSOE y están pendientes de su segundo encuentro para abordar la investidura.

Tanto el PSOE como ERC buscan protegerse del boicot de ala más dura del independentismo, la que Carles Puigdemont pilota desde Waterloo en línea directa con los CDR, según reconocen fuentes republicanas. De ahí que, aunque su pretensión inicial era arrastrar al PSOE a celebrar la reunión en el Parlament, para evidenciar que el Gobierno estatal se decide en la "sede de la soberanía de Cataluña", ERC haya aceptado trasladar el encuentro a la sede del Área Metropolitana de Barcelona, para resguardarse del fuego amigo independentista. Tanto los socialistas como los republicanos temían la acción de los CDR, que esta mañana han realizado pintadas en la sede de la formación liderada por Oriol Junqueras y han emitido un comunicado en el que califican de «fraude» e «insulto» la negociación entre el PSOE y ERC. Estas cautelas explican también que la cita haya empezado a las 10 horas, cuando se había comunicado a la prensa que lo haría a las 12 del mediodía.

Se da la circunstancia de que la cita ha tenido lugar en la sala en la que se reúne habitualmente el Gobierno del Área Metropolitana de Barcelona, ente supramunicipal que agrupa a la capital catalana y los 35 municipios que la rodean y que dirige un cuatripartito formado por los comunes, el PSC, ERC y JxCat y presidido por Ada Colau.

No es éste un gesto menor, puesto que la negociación de la investidura está íntimamente ligada con la gobernabilidad de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona. Un acuerdo de ERC con el PSOE podría derivar en un pacto para que los comunes apoyen los Presupuestos de la Generalitat, prorrogados desde 2017, y para que ERC respalde las cuentas de Colau y el PSC en el Consistorio.