España

Prisión permanente revisable para la mujer que estranguló al hijo autista de su pareja en Elda

Prisión permanente revisable para la mujer que estranguló al hijo autista de su pareja en Elda

La sentencia considera probado el asesinato por la espalda e impone una indemnización de 120.000 euros a la madre

La mujer que estranguló al hijo de acogida de ocho años autista de su pareja en Elda (Alicante) en 2017 ha sido condenada a prisión permanente revisable por el magistrado presidente del jurado en la Audiencia de Alicante, donde se juzgó el crimen.

Según han informado a Europa Press fuentes de la acusación particular ejercida por la madre del menor, la sentencia se ha dictado en aplicación del veredicto alcanzado el pasado lunes por un jurado popular, que consideró a la acusada -Alejandra G. P.- culpable de un delito de asesinato por la muerte del pequeño Dominique, de 8 años, ocurrida el 30 de agosto de 2017 cuando la mujer se encontraba a solas con el niño.

Tanto la Fiscalía como las acusaciones habían solicitado la aplicación de la prisión permanente revisable para la acusada mientras que la defensa pedía que se le impusiera la condena mínima.

Asimismo, el magistrado le condena a una multa de 1.080 euros -a razón de seis euros al día durante seis meses- por simulación del delito, que también consideró probado el jurado y que ella mismo confesó durante el juicio, y conforme a la petición formulada en este sentido por la Fiscalía.

Como responsabilidad civil, el magistrado ha determinado que deberá indemnizar a la madre de acogida del menor con 120.000 euros y con 5.000 euros a su expareja y compañero en aquel momento de la acusada.

Acción repetitiva

El tribunal popular, formado por seis hombres y tres mujeres, consideró probado que la acusada «atrapó con una camiseta el cuello del menor de ocho años hasta causarle la muerte por estrangulamiento» en una acción que no fue accidental, puesto que actuó de manera repetitiva y por la espalda.

Además, el jurado declaró probado que, posteriormente, simuló un asalto a la vivienda con una supuesta agresión sexual hacia el niño ya que relató al principio de la instrucción que dos personas vestidas de motoristas entraron en la vivienda.

El jurado rechazó la versión que en el juicio dio la acusada de que el niño se había atragantado con un trozo de jamón, que intentó salvarlo «hasta el último momento» y que se inventó el asalto porque sufrió un ataque de pánico.

Ver los comentarios