España

Podemos presiona con la coalición pero libra a Sánchez de comparecer por el Open Arms

Podemos presiona con la coalición pero libra a Sánchez de comparecer por el Open Arms

La portavoz morada Ione Belarra exige a Sánchez «repensar» su negativa a la última oferta de Unidas Podemos

En la sede morada continúan con la presión al PSOE para llegar a una coalición y consideran que la drástica respuesta del Ejecutivo en funciones «no está a la altura de un documento tan trabajado» como el que enviaron a Pedro Sánchez. Aunque ayer, en pos del consenso, libraron al presidente del Gobierno en funciones de comparecer en el Congreso por la crisis del Open Arms.

En una entrevista con Europa Press, la portavoz adjunta de Unidas Podemos, Ione Belarra, exigió a Sánchez «repensar» su negativa a la última oferta de Unidas Podemos y no lanzar una respuesta tan en «caliente». El equipo negociador de Podemos considera que es una propuesta «sensata» que reposa sobre una base programática y un reparto competencial al que ya habían llegado con los socialistas. Y lo cierto es que el PSOE está rechazando una oferta que ya habían aceptado en julio.

«Creo que hay opciones de que pueda tener viabilidad, le pido al PSOE que repiense su posición, que estudie la propuesta y que podamos ponernos a negociar lo antes posible», explicó Belarra. En una carta a sus inscritos, Podemos expresó ayer que seguirán negociando, pero que lo que «no se puede aceptar es un trágala» como el que intenta el PSOE. «La posición de “o como yo digo, o elecciones”», dice el partido morado, es «irresponsable» y «fracasará».

«Podemos quiere dos gobiernos en uno»

Por su parte, los portavoces del PSOE siguen proclamando el «no» de Sánchez en los medios: «Nosotros entendemos un Gobierno con una sola política. Podemos piensa en dos», aseveró ayer el diputado Rafael Simancas. «Seguimos pensando que el más adecuado es un Gobierno del PSOE con un apoyo programático de Podemos como sucede en Portugal», añadió.

Para Podemos, pese a las declaraciones del PSOE, forzar a Sánchez a declarar en el Congreso alineándose con su oposición no favorece un buen escenario para recuperar el diálogo. En cuestión de horas ayer Unidas Podemos rectificó para no apoyar en el Congreso la comparecencia de Sánchez y librarle de dar explicaciones sobre su gestión con el conflicto migratorio de la ONG. Desde el partido morado advirtieron eso sí de que hoy solicitarán junto con Compromís y ERC la asistencia al Parlamento de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

Las declaraciones del Ejecutivo en funciones sobre la crisis, así como su administración, tensaron la relación entre PSOE y Podemos en mitad de las negocaciones para llegar a un acuerdo de investidura. Podemos decidió por ello retroceder.

Belarra censuró al Ejecutivo y subrayó que el presidente en funciones debía aclarar «por qué han gestionado así esta crisis» un Pleno extraordinario. Pero más tarde matizó que debía ser Calvo quien diera las explicaciones porque Sánchez estuvo de «vacaciones». La semana que viene se decidirá en la Diputación Permanente si sale adelante la petición de comparecencia de Sánchez que registraron juntos PP y Cs. El apoyo morado era clave y sin ellos todo apunta a que el líder del PSOE no tendrá que intervenir en el Pleno para aclarar sus giros. Si se abstienen dependerá de los nacionalistas, pero si votan en contra lo «salvarán».