España

Permiten manifestaciones en favor del etarra Patxi Ruiz en varias ciudades de País Vasco y Navarra

Permiten manifestaciones en favor del etarra Patxi Ruiz en varias ciudades de País Vasco y Navarra

Cerca de 500 personas han atravesado el centro de Bilbao para pedir la amnistía del recluso

Alrededor de 500 personas han atravesado esta tarde el centro de Bilbao con gritos de «amnistía» para Patxi Ruiz, el etarra disidente que sigue en huelga de hambre en la cárcel de Murcia. Al igual que ellos, otros simpatizantes del ala dura del nacionalismo se han concentrado en otros puntos de País Vasco, Navarra y el sur de Francia. En algunos casos, sin notificar a las autoridades, lo cual no ha sido un impedimento para que pudieran llevar adelante su protesta.

Asociaciones de radicales habían convocado concentraciones para la tarde de este sábado en Bilbao, San Sebastián, Pamplona y Bayona, entre otras localidades. Su intención no es otra que reclamar la puesta en libertad del asesino de Tomás Caballero, quien hace una veintena de días anunció una huelga de hambre que todavía mantiene.

Por el momento, las marchas transcurren sin incidentes. En el caso de Bilbao acompaña a la marcha un importante dispositivo policial, precisamente para evitar situaciones como las que se produjeron la semana pasada en Pamplona, donde h ubo altercados que acabaron con la detención de un individuo.

La concentración de Pamplona no estaba autorizada, como algunas de las que tienen lugar hoy, que han sido convocadas a través de las redes sociales. De hecho, la Delegación del Gobierno en Navarra prohibió explícitamente una protesta que iba a tener lugar en la estación de autobuses de Estella. El resto, no obstante, todas se han llevado a cabo con normalidad ante la pasividad de las autoridades.

Conflicto en el nacionalismo radical

Las concentraciones han tenido lugar en otra jornada de fuego cruzado entre el ala más dura del nacionalismo radical y el colectivo de presos de ETA, el EPPK, que ha solicitado a Patxi Ruiz que abandone la huelga de hambre. Además, ha acusado al Movimiento pro Amnistía, el mismo que abandera las movilizaciones, de «utilizar» al recluso para atacar al entorno de EH Bildu.

Se añade de esta forma otro capítulo a la brecha entre ambas facciones de la izquierda radical. Precisamente, tanto Ruiz como ATA (Aminstia ta Askatasuna), movimiento al que se sumó tras ser expulsado de ETA, vienen criticando la actitud «liquidacionista» de la línea oficialista que lidera Sortu.

Precisamente, una de las sedes de esta formación fue atacada recientemente en el marco de los actos de «kale borroka» que están teniendo lugar en las calles del País Vasco. Son ya más de 40 las denuncias de partidos políticos, en especial de PNV y PSE, después de que sus oficinas aparecieran pintadas con mensajes en favor de Ruiz.