España

Pablo Iglesias, una pataleta en La Moncloa

Pablo Iglesias, una pataleta en La Moncloa

La tarde del miércoles fue desasosegante en La Moncloa. La candidatura de Arancha González Laya a liderar la Organización Mundial del Comercio se evaporaba y el presidente tenía que arremangarse para asegurar los diez votos que hicieran a Nadia Calviño presidenta del Eurogrupo. Los sherpas llegaron hasta donde pudieron y la ministra también. Quedaba el remate de Pedro Sánchez, que había entrado en la puja arrastrando los pies.Pero en esas horas de la verdad para la reputación internacional de España y su posición en Europa, un incordioso asunto alteraba el ambiente como el zumbido de un moscón. Durante la mañana, Margarita Robles y Carmen Ca