España

Pablo Casado plantea que Ciudadanos y Navarra Suma se abstengan para que la investidura no dependa de ERC

Pablo Casado plantea que Ciudadanos y Navarra Suma se abstengan para que la investidura no dependa de ERC

Pablo Casado ha cumplido el guion. El presidente del PP ha transmitido este miércoles al Rey que su partido no apoyará la investidura de Pedro Sánchez de ninguna de las maneras. Y que hay otras posibilidades para que se desbloquee el trámite sin necesidad de que intervenga él. Sobre todo, la que pasa por Inés Arrimadas.

Porque, con las cartas que hay ahora sobre la mesa, la única opción que el PP ve viable para que ERC no sea determinante es que Ciudadanos dé su apoyo, revalidando "el pacto del Abrazo".

Pero no tendría por qué votar "sí". Casado ha puesto sobre la mesa otra posibilidad: que el PSOE, Podemos, los nacionalistas y los regionalistas apoyen la investidura de Sánchez, que Vox y PP voten "no" y que Cs se abstenga junto con Navarra Suma -coalición de UPN, PP y Cs-. Eso haría que no fuera necesaria "una negociación con ERC". Pero en ese caso, JxCat, ERC, Bildu y CUP votarían "no", de manera que se podría producir un empate a 169 votos. "Se puede llegar a una investidura técnica" gracias a Ciudadanos, ha incidido Casado. Para ello, Sánchez necesitaría un voto afirmativo más, que puede ser UPN, según fuentes de Génova. O una abstención de los independentistas, cosa que se antojaría casi imposible.

Casado ha explicado que aún no ha hablado con el líder de UPN esta vez, pero que en abril ya se planteó el apoyo de Navarra Suma y eso sería "replicable". Con respecto a Arrimadas, ha asegurado que él ha planteado esta nueva opción "en público" y, por tanto, ella debe conocerla.

Tras esa investidura que facilitaría Arrimadas -con quien Casado tiene una relación "óptima"-, el PP se compromete a mantener la estabilidad de la legislatura "pase lo que pase". Como por ejemplo para modificar los estatutos por la vía independentista, ni abrir una reforma de la Carta Magna "por la puerta de atrás".

"La última oportunidad" de Sánchez

Pero "si Sánchez fracasa, debe dejar paso", ha anunciado Casado. Es decir, debería dimitir. "No le quedan más conejos en la chistera y está en su última oportunidad, pase lo que pase", ha agregado, porque "el contorsionismo tiene sus límites". Por eso, Casado cree que los dirigentes socialista deben "retratarse" sobre si están de acuerdo con el "golpe" a la concordia que blanquearía el pacto de Sánchez con ERC.

Y si algún portavoz o presidente regional no está de acuerdo con la vía de Sánchez, "empezaremos a ver si hay vida más allá de Sánchez", ha sostenido el presidente del PP. "Hay que buscar a ese socialismo constitucional, si sigue existiendo", ha enfatizado, en un llamamiento a los socialistas moderados que recelan de los pactos con el independentismo.

Pero, eso sí, si Sánchez dejase "paso" a otro líder del PSOE, el PP tampoco apoyaría la investidura, según el líder popular. Porque el PP es "la alternativa sistémica" al PSOE. Unas terceras elecciones "serían una gran irresponsabilidad", sobre todo por parte de Ciudadanos, a juicio del líder de la oposición.

Preguntado por esa posibilidad de que Sánchez fuera sustituido, Casado ha atajado que el PP no se puede aliar a Sánchez ni a otro líder del PSOE, porque "la alternativa al Gobierno no puede quedar en manos de Podemos y de Vox", como ocurriría en ese caso. Además, si el PP pactase con Sánchez, éste siempre podría armar una mayoría absoluta alternativa para cada reforma, ya que suma más de 176 diputados con las formaciones que pactaron la moción de censura a Mariano Rajoy.

El papel de Puigdemont

Para el jefe de la oposición, "Sánchez ha elegido libremente" con quién pactar. "Ha cruzado el Rubicón y ya no tiene marcha atrás". Incluso, concediéndoles la expresión "conflicto político" para hablar de la deriva separatista en Cataluña, y algún beneficio penitenciario. O atrayendo a Carles Puigdemont a España. Según Casado, Sánchez hará que el ex president catalán vuelva al país.

Casado ha afeado a Sánchez que se autoproclamara candidato y que anunciara incluso la composición del Gobierno mientras el Rey estaba de viaje. Y, además, "no se ha dirigido al PP en ningún momento". Sí lo ha hecho Inés Arrimadas, portavoz de Cs, quien ha pedido una reunión de los tres partidos más constitucionalistas: socialistas, populares y naranjas. El presidente del PP ha asegurado que si le llama a una reunión así irá, pero lo normal es que las reuniones se hagan "de uno en uno", y no a tres bandas.